Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abuchean a Gallardón y aclaman a Esperanza Aguirre y a San Gil

Abucheos para Alberto Ruiz Gallardón, aplausos para  Aguirre y María San Gil. Así han recibido a los dirigentes populares que asistieron a la inauguración de un monumento a las víctimas del terrorismo en Madrid. La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre en el acto ha emplazado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que no reciba a Juan José Ibarretxe en la cita prevista el próximo martes en la Moncloa. Zapatero "no debe recibir al lehendakari ante la ofensa que ayer el Parlamento vasco ha perpetrado a los españoles y muy especialmente a la Guardia Civil".
La presentación de María San Gil  contó con el aplauso entusiasmado de los presentes que, enarbolando centenares de banderas españolas, no cesaron de gritar: "Mano dura contra ETA" y "No estáis solos"; la misma escena se repetía para Esperanza Aguirre, mientras el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, recibía solo abucheos. 
 Aguirre en el acto aludía a la moción aprobada el pasado viernes por el Parlamento vasco en la que se "reprueba al Gobierno" por defender "a las fuerzas policiales" ante "las denuncias de torturas" a detenidos.
 La presidenta madrileña ha mandado este mensaje a Zapatero, ya que "sólo 48 horas después de haber enterrado al último servidor público víctima de los terroristas de ETA, el Parlamento vasco" aprueba una moción de condena a torturas que de "ninguna manera, pueden considerarse en el fiel de la balanza con los asesinatos terroristas".
Aguirre, en la inauguración del monumento a las víctimas del terrorismo en la Plaza de la República Dominicana de Madrid, ha subrayado que esas torturas "no existen, muy probablemente", pero de todas formas "serán los jueces y el Estado de Derecho el que tendrá que determinarlo". 
El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, por su parte, ha asegurado que el encuentro que mantendrá el jefe del Ejecutivo español con el lehendakari estará "limitado por nuestras normas constitucionales y nuestros procedimientos constitucionales".
 La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega ha también reiterado que el Ejecutivo se opondrá "rotundamente" a cualquier iniciativa que pudiera plantear el lehendakari, Juan José Ibarretxe, que no se ajuste a las "reglas del juego".
La reunión, que tendrá lugar el próximo martes, entre Juan José Ibarretxe con el presidente del Gobierno se hará según que marcan nuestras normas", ha subrayado De la Vega desde Valencia.ZA