Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Agentes expertos en el volcado de datos, presentes en la visita de la Guardia Civil al Santander

Entre los guardias civiles que se han personado este viernes en las oficinas del Banco Santander había agentes expertos en el volcado de datos informáticos, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación. El Instituto Armado ha acudido a la sede de la entidad bancaria para cursar un requerimiento de información sobre movimientos de determinadas cuentas.
Por su parte, fuentes jurídicas han precisado que la visita de la Guardia Civil se hizo sin previo aviso a la entidad que, que ha emitido un comunicado en el que asegura que está atendiendo la petición de las autoridades. Esta visita del Instituto Armado en funciones de policia judicial se enmarca en una causa contra el banco HSBC a raíz de la información contenida en la denominada 'Lista Falciani'.
La entidad presidida por Ana Botín ha afirmado en un comunicado que está atendiendo dicho requerimiento suministrando "todos los datos disponibles". El banco ha garantizado además que está prestando y prestará "en todo momento" la colaboración requerida por las autoridades.
La Guardia Civil se ha personado este viernes en las oficinas del Banco Santander para requerir información sobre determinadas cuentas en el marco de una causa contra el banco HSBC a raíz de la información contenida en la llamada 'Lista Falciani'.
Según fuentes jurídicas, la Guardia Civil se ha personado en la sede del banco en Boadilla del Monte (Madrid), a instancias del titular del juzgado central instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata. La causa está declarada secreta.
El informático Hervé Falciani desveló en la conocida como 'Lista Falciani' los nombres de 13.000 titulares de cuentas no declaradas en el HSBC suizo y por tanto presuntos evasores. El requerimiento es subsidiario al registro, es decir, los agentes solicitan al banco la información y sólo si no se les facilita proceden a registrarlo.