Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aguirre asegura que si Cifuentes es presidenta del PP de Madrid, todo lo que quiera saber de ella, se lo dirá

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado este lunes que si finalmente la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se hace con la presidencia del PP de Madrid, le contará "todo" lo que quiera "saber" sobre ella.
En declaraciones a Telecinco, recogidas por Europa Press, y preguntada por qué le desea a Cifuentes ahora que ella ha dimitido como presidenta del PP de Madrid, Aguirre ha indicado que le desea "el mayor de los éxitos como presidenta de la Comunidad". "Y si los militantes la eligen, todo lo que quiera saber de mí se lo diré", ha apostillado.
No obstante, ha añadido que "lo importante" es que no se sigan "haciendo designaciones a dedo" porque tienen que elegirles los militantes. "Son una gente maravillosa, que están deseando participar de verdad y decir qué representantes quieren en su partido", ha indicado Aguirre, quien aboga por un "congreso abierto" y por terminar ya con los compromisarios.
Preguntada por las peticiones de la oposición de que abandone también la Portavocía del PP en el Ayuntamiento de la capital, Aguirre ha indicado que le parece "muy bien", que "están en su derecho" y que "vivimos en un país libre". Además, ha apuntado que los "señores" de Ciudadanos "tienen a una diputada implicada en la Púnica y como tiene fuero no la llaman a declarar" aparte de dos concejalas en Valdemoro "condenadas".
"Por desgracia, la corrupción nos está destrozando a todos los partidos", ha continuado Aguirre, para defender que "no es el PP el que tiene el mayor número" de casos aunque "sí es el que tiene mayor relieve en los medios de comunicación y el mayor rechazo entre los votantes".
Y se alegra de ello, ha dicho, porque cuando el PP llegó en 1996 era un "partido absolutamente limpio". "Por desgracia, están saliendo casos, que sigue habiendo en el PSOE, en Convergencia y en más... Tenemos que reaccionar porque la gente no quiere la sensación de impunidad", ha considerado.