Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aguirre defiende el PP como la "alternativa sólida"

Recuerda que en 1996 había "más paro que ahora" y que el partido "sacó a España adelante"
La presidenta del PP madrileño y de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha ensalzado a su partido como la "gran esperanza de los ciudadanos" y como la "alternativa sólida" que llevará al país por la senda de la prosperidad.
Aguirre, quien ha respaldado en Segovia a los candidatos al Congreso y al Senado por esta provincia, ha recordado que en 1996, cuando José María Aznar llegó al Gobierno, España estaba arruinada y sufría mayor tasa de desempleo que ahora, pero que sin embargo en seis meses consiguió "pasar del círculo tortuoso al círculo virtuoso".
"Lo vamos a hacer, porque somos sinónimo de responsabilidad y buen gobierno", ha dicho la presidenta madrileña, quien ha repetido varias veces que los 27 días que faltan para las elecciones generales del 20 de noviembre, y para "darle carpetazo al peor gobierno de la democracia" se van a hacer "muy largos".
"Faltan 27 días para el cambio que el país necesita, para que el PP gane las elecciones y para que España empiece a retomar el rumbo del bienestar y el empleo que Zapatero y Rubalcaba le han arrebatado desde 2004", ha añadido, al tiempo que ha advertido que las políticas "equivocadas" del PSOE han derivado en que cada ciudadano que nazca llegue con una deuda adquirida de 15.092 euros.
Arropada por un centenar de militantes y simpatizantes, y tras presentar a los seis candidatos a las Cámaras, Aguirre ha manifestado que el PP es el partido del "inconformismo" y que desea devolver a la Nación a los primeros lugares del concierto internacional.
En este sentido, ha reprochado al Partido Socialista por haber "hundido" el prestigio nacional, así como por haber situado a España en el "vagón de cola". Asimismo, ha volcado sus críticas en la Ley de la Memoria Histórica y el Estatuto catalán, que a su juicio han hecho reabrir heridas, y ha responsabilizado a los socialistas que ETA se siente hoy en las instituciones democráticas.
LA CONFIANZA, EL PEOR ENEMIGO
Como colofón a su intervención, la presidenta de Madrid ha pedido a candidatos y militantes que no se confíen a pesar de las encuestas, recordando para ello los resultados de los sondeos en los comicios del 93, el 96 y el año 2000. "Si hay un enemigo, ése en el exceso de confianza", ha aseverado, a la vez que ha llamado al trabajo duro.
Para Aguirre, lo válido son las votaciones en las urnas y que los ciudadanos acudan a ellas para elegir la alternativa de Mariano Rajoy.
La visita de la líder del Ejecutivo madrileño ha sido aprovechada por un grupo de segovianos para expresar, a gritos y en medio de pitidos y abucheos, su defensa de la educación pública.
Los manifestantes portaban pancartas con lemas como 'Escuela pública de todos para todos', 'Recortes a políticos y banqueros' y 'Puntapié a la educación pública madrileña' y han exclamado consignas como 'Espe espe espe, especulación' o 'Lo llaman democracia y no lo es', mientras los asistentes al acto han tratado de tapar las críticas con aplausos.