Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alberto Fernández (PP) dice que Colau "defiende lo indefendible" al apoyar el poema

El líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha criticado este miércoles que la alcaldesa, Ada Colau, "defiende lo indefendible" al apoyar que se recitara el poema 'Mare Nostra' en los Premis Ciutat de Barcelona.
"El poema fue una falta de respeto a todos los barceloneses, sean creyentes o no, por el contenido, el lugar y momento en el que fue recitado: el Ayuntamiento y los premios de la ciudad. Y, por cierto, a nosotros tampoco nadie nos va a callar", ha aseverado en un apunte en las redes sociales recogido por Europa Press.
Después de que Colau haya defendido tanto la libertad de expresión como el contenido del poema, Fernández ha insistido en que "la libertad de expresión no puede confundirse con un inexistente derecho a la ofensa, y no se puede apelar a la creatividad donde sólo hay insulto".
"La polémica fue creada por los responsables municipales de Cultura que programaron una actuación que estaba fuera de lugar y fue irrespetuosa con las creencias de muchos barceloneses. De hecho, si no hubiese sido una versión del Padrenuestro, no se habría formado toda esta polémica y sigo preguntándome si habrían versionado de la misma manera versos del Corán", ha criticado.
Ha asegurado que Colau "utiliza permanentemente la demagogia, la descalificación y una falsa superioridad ética sobre los demás", y ha pedido que construya la ciudad lejos de la visceralidad y la confrontación que cree demuestran su falta de argumentos y de acción de gobierno, en sus palabras.
Después de que Colau haya asegurado que dirigentes del PP no se indignan ante la violencia machista, ha reprochado: "Pretende hacer creer que sólo ella se indigna, cuando todos también nos indignamos por el maltrato a la mujer o la exclusión social. Forma parte de su gesticulación, utilizada para ocultar su propia incapacidad".