Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alberto Garre advierte que él no es el poder judicial para tomar medidas contra políticos imputados

El nuevo presidente de Murcia, Alberto Garre, ha advertido, durante la segunda sesión del debate de investidura, que él no es el poder judicial, por lo que no le corresponde tomar medidas contra los políticos que estén imputados por presuntos delitos de corrupción. Ha añadido que una vez se tenga la sentencia será "el primero en tomar medidas oportunas".
Garre, que se ha convertido hoy con 33 votos a favor en el quinto presidente de la Comunidad Autónoma, ha respondido así a una de las demandas de los grupos parlamentarios de la oposición que han pedido en reiteradas ocasiones al candidato que no conforme gobierno con el actual consejero de Educación en funciones, Pedro Antonio Sánchez, imputado por un presunto delito de prevaricación, cohecho e infidelidad en la custodia de documentos.
Durante su intervención ha apelado a la Constitución española, "que es más serio que la ética y habla de la presunción de inocencia". Pide respeto al trabajo del poder judicial. Según él, "yo tendría mucho cuidado de tomar medidas que corresponden al poder judicial porque si me equivoco no podría mirar luego a la cara a esa persona".
Garre ha puesto en antecedentes a los diputados regionales diciendo que conoce a un compañero de partido que estuvo 8 años sometido a la presunción de culpabilidad, "ocho años padeciendo este martirio para ser luego inocente y el gobierno no es un tribunal donde podamos dictar sentencias".
Asimismo, el parlamentario ha confirmado que él es el que abre los expedientes dentro de su partido político y que, por tanto, tiene conocimiento "de aquellos que están en situación irregular y conozco muy bien cada caso".
El presidente ha recordado que otros partidos políticos sí que apartaron a concejales imputados de la política y que "después se descubrió que esa persona era inocente. Si yo hiciera eso antes de tener la sentencia, no podría mirar a la cara a esa persona ni a su familia".
RECORTES COMO ÚLTIMA OPCIÓN
Por otro lado, Alberto Garre ha hecho un repaso de la situación de la Región de Murcia. Educación, empleo, sanidad, financiación e infraestructuras han sido los pilares del resto de su discurso. Durante su discurso, Garre ha asegurado que ésta "será la última medida que tomarán y será en la menor proporción posible".
A su vez, ha pedido nuevamente a los grupos parlamentarios que se unan a la elaboración del plan estratégico de la Región de Murcia "que mejorará la situación de la Comunidad" y ha hecho saber algunas de sus propuestas futuras como la regeneración de la bahía de Portmán. "Es un hecho que va a acometer un gobierno del PP", ha asegurado.
Garre también ha aportado cifras como que la Región tenía en 1995 solo 89 centros educativos y ahora cuenta con 176. Para esto el gobierno se ha gastado 255 millones de euros. También ha recordado que en Murcia ya hay tres universidades y que se han ampliado de dos a siete el número de campus universitarios, ubicados en Murcia, Cartagena, San Javier y el de Lorca, que está en construcción.
El 'popular' ha destacado el aumento del 40 por ciento del presupuesto dedicado a becas de comedor y la concesión de un 45 por ciento más de becas universitarias.
En cuanto a la Sanidad, ha reiterado que el Hospital del Rosell de Cartagena "no se cierra" y que van a impulsar el complejo hospitalario "para que se mantenga el carácter complementario del Hospital de Santa Lucía y del Rosell".
Garre se ha congratulado del hecho de que el paro haya descendido en el mes de marzo en 3.200 personas en la Región de Murcia.
Otro de los puntos que ha tocado durante su alocución el candidato es la desaladora de Escombreras. Garre ha respondido a las críticas de la oposición referentes a que el PP no se preocupa por el agua desalada. "La desalación aparece regulada en el Plan Hidrológico Nacional y se aprobó en el Congreso cuando gobernaba Aznar. La desalación es una alternativa al trasvase del Ebro, no somos enemigos de la desaladora", se ha defendido.
Siguiendo con el tema de las infraestructuras, el 'popular' ha hablado sobre la llegada del AVE a la Región de Murcia. Confirma que éste llegará a la Región en el año 2015 independientemente de que las obras del soterramiento "estén listas".
Asimismo, ha abogado por corregir el gasto corriente de la Comunidad Autónoma. Esto lo ha dicho al hablar de la financiación autonómica. "Tenemos una financiación que perjudica gravemente a la Región y que afecta a más de 200 millones de euros de déficit", ha apostillado.