Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alberto Garzón, sobre los refugiados: "Estamos viendo una Unión Europea que nos da un profundo asco"

El portavoz de IU-Unidad Popular en el Congreso, Alberto Garzón, ha denunciado este miércoles la política "criminal" de la Unión Europea respecto de los refugiados y ha asegurado que "está comportándose prácticamente de forma idéntica a los nazis" con una población que huye de la guerra. "Estamos viendo una Unión Europea que nos da un profundo asco", ha sentenciado.
En declaraciones a los medios durante la concentración convocada en Madrid contra el acuerdo que podría firmar Bruselas con Turquía para la expulsión a su territorio de refugiados llegados desde allí a suelo comunitario, Garzón ha incidido en que es "esencial" denunciar esta negociación que muestra un "comportamiento de la UE" a su juicio, "absolutamente despreciable".
"Es esencial denunciar el tratado de la UE con Turquía porque lo que estamos viendo es una Unión Europea que nos da un profundo asco, que no sólo se ha caracterizado por golpes de Estado financieros a gobiernos como el de Grecia, yendo contra los más pobres, sino que ahora mismo está comportándose prácticamente de forma idéntica a los nazis, de forma clasista, de forma xenófoba contra personas que simplemente son pobres huyendo de una guerra", ha sentenciado.
En su opinión, "es un crimen no atender a gente que está huyendo de guerras que en gran medida son responsabilidad de los países occidentales", entre los que ha mencionado a los incluidos en la OTAN y a Turquía, con quien se estudia firmar este acuerdo bilateral y que, en palabras de Garzón, "son los que generan esas guerras en Oriente Medio".
En cuanto al papel que debe jugar en el Consejo Europeo el presidente en funciones tras el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los grupos del Congreso sobre la postura oficial de España en este acuerdo, Garzón ha insistido en que en todo momento, Mariano Rajoy debe someterse al control parlamentario y si hay cambios en el documento final de Bruselas, consultar antes de firmar nada.
"Entendemos que tiene que obedecer estrictamente al mandato del Parlamento y en todo caso, si hubiese alguna modificación, tener tiempo para consultarlo con el Parlamento. Es un gobierno en funciones y no puede legitimar la posición autoritaria y criminal de la Unión Europea sin el consentimiento del Parlamento. En todo caso, Izquierda Unida/Unidad Popular siempre estará en contra", ha añadido.