Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Albiol plantea a los partidos constitucionalistas formar una alternativa al independentismo si hay comicios en Cataluña

El presidente del Grupo Popular en el Parlamento de Cataluña, Xavier García-Albiol, ha planteado este lunes a los partidos constitucionalistas formar una "alterativa al independentismo" si finalmente se convocan de nuevo elecciones en Cataluña, una idea que el PP catalán también puso encima de la mesa antes de los comicios del 27 de septiembre.
Es más, ha dicho que no le "desagrada" la idea de un acuerdo previo a la cita con las urnas pero ha admitido que es "complicado" y que lo más factible sería alcanzar un pacto poselectoral con PSC y Ciudadanos.
Así lo ha asegurado Albiol en una rueda de prensa en la sede nacional del PP en Madrid, acompañado de la vicesecretaria de Estudios y Programas del partido y diputada en el Parlamento catalán, Andrea Levy, para valorar la decisión de la CUP de investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat.
El dirigente 'popular' ha señalado que la situación abierta en este momento en Cataluña "pone punto y final a la etapa más gris, triste y ridícula de la política catalana en los últimos 30 o 35 años", en un escenario en el que Artur Mas ha permitido que la política catalana "llegue a un nivel de degradación jamás imaginable por los catalanes".
EL PROCESO DE INDEPENDENCIA, "EN LA UCI"
Es más, ha dicho que el 'no' de la CUP "pone en la UCI el proceso de independencia". A su entender, quien está a punto de "cargarse" ese proceso no es el PP sino los propios independentistas que, ha proseguido, son "responsables" de la situación de "inestabilidad institucional" de estos meses en Cataluña.
Por todo ello, Albiol ha señalado que si al final se convocan elecciones, debe existir una voluntad por parte de los partidos constitucionalistas de "crear una alternativa al independentismo". "Los debates sobre cuestiones menores cuando estamos hablando de la estabilidad y de la unión de nuestro país tienen que quedar de lado", ha enfatizado.
En este sentido, se ha mostrado partidario de trabajar por esa "mayoría postelectoral" que posibilite que en el Gobierno de Cataluña pueda haber un acuerdo de aquellos partidos que defienden la "estabilidad democrática" y el "orden constitucional", y que no quieren "romper España".
El presidente del Grupo Popular en el Parlamento catalán está convencido de que su formación ganará apoyos si hay nuevas elecciones, que serían la "estocada final" a un proceso que en estos años se ha centrado en "dividir a la sociedad catalana". "Creo que el escenario va a cambiar porque no iremos a una fórmula de Junts pel Sí y los partidos se van a presentar cada uno con sus siglas", ha aseverado.