Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alcaldes de departamento amazónico boliviano expulsan a la agencia de EE.UU. Usaid

La nota agrega que en adelante, cualquier organización no gubernamental (ONG), nacional o extranjera y empresa que no cuente con el aval de los municipios, no podrá trabajar en esa región. EFE/Archivotelecinco.es
Los alcaldes de la región boliviana de Pando, en el norte amazónico del país, decidieron expulsar de su territorio a la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), informó hoy una fuente de ese sector.
El director ejecutivo de la Asociación de Municipalidades de Pando (Amdepando), Mario Menacho, confirmó a Efe que esa entidad aprobó el miércoles un pronunciamiento en que se declara a ese departamento "territorio libre de Usaid".
Dijo que no van a permitir que Usaid "se entrometa" políticamente en su administración con el argumento de la cooperación.
"Cualquier cooperación internacional puede apoyar a la gestión pública de los gobiernos municipales, pero no pueden, a título de capacitación a las autoridades y organizaciones sociales, entrometerse en temas netamente políticos que repercuten en el quehacer de la gestión pública", dijo Menacho.
Según la agencia estatal ABI, el pronunciamiento señala que los alcaldes decidieron "soberanamente expulsar a todas las ONG, empresas, agencias y proyectos financiados por el Gobierno de Estados Unidos a través de Usaid".
La nota agrega que en adelante, cualquier organización no gubernamental (ONG), nacional o extranjera y empresa que no cuente con el aval de los municipios, no podrá trabajar en esa región.
Hace unas semanas, el presidente del país, Evo Morales, amenazó con expulsar del país a la Usaid, al acusarla de promover una marcha de indígenas amazónicos que reclaman recursos económicos, tierras y competencias para las autonomías que les fueron creadas.
La denuncia ha sido rechazada por la embajada de EE.UU. y por los mismos indígenas que realizan la protesta.
La amenaza de Morales causó sobresaltos en las negociación que realizan la embajada de EE.UU. y el ministerio de Exteriores para firmar un "acuerdo marco" con el propósito de superar la crisis diplomática que tienen ambos países desde el 2008.
Ese año, Morales expulsó el embajador estadounidense, Philip Goldberg, y después a la agencia antidrogas de EE.UU. (DEA) tras acusarlos de ser parte de un plan de conspiración.
Washington replicó con la expulsión del embajador Gustavo Guzmán y la suspensión a Bolivia de los beneficios de una ley de preferencias arancelarias para países andinos, de la que actualmente disfrutan Perú, Colombia y Ecuador.
En junio del 2008, los productores de coca de la zona central del Chapare, la región donde Morales es líder de los sindicatos cocaleros, también expulsaron a Usaid.