Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De Pedro niega que el PP le deba 140.000 € y dice que no ha facturado trabajos no hechos

El empresario imputado en la Operación Púnica, Alejandro de Pedro, ha asegurado que el PP no le debe 140.0000 euros, tal y como declaró su hermano en sede judicial, y ha aseverado que "jamás" ha facturado o inflado cantidades por trabajos no realizados.

"Jamás he realizado trabajos que corresponden a conceptos que no he facturado. Jamás he facturado o inflado cantidades por trabajos no realizados", ha asegurado Alejandro De Pedro en la comisión de investigación sobre corrupción en la Asamblea de Madrid, a donde ha acudido después de que le citaran tres veces.
Alejandro de Pedro, citado para hablar de los trabajos de posicionamiento web supuestamente realizados a miembros de la Comunidad de Madrid, ha asegurado que no ha hecho trabajos para el PP con dinero pagado desde la Comunidad de Madrid.
Según ha apuntado, "una cosa es el PP y otra el Gobierno" de la Comunidad de Madrid. "Si lo que quiere decirme es si con ese dinero que me pagan desde la Comunidad de Madrid yo he trabajado para el PP, eso es totalmente falso", ha aseverado.
Tras destacar que "jamás" ha hecho "ningún" trabajo que no corresponda a un concepto que no tenga que ver con el concepto acordado, ha afirmado haber sufrido problemas psicológicos a raíz del caso, ha evitado hablar de su relación con el exconsejero autonómico Salvador Victoria, y ha negado conocer al expresidente regional Ignacio González.
"El juez me ha llamado conseguidor. No sé de qué porque nadie ha dicho qué he conseguido y me ha llamado cabecilla. Me ha puesto a la altura del señor (David) Marjaliza. Imagínese como me encuentro yo", ha lamentado de Pedro.
El compareciente ha asegurado que no se quiere "esconder de nada" y ha apuntado que le ha "fastidiado muchísimo" que digan que no quería comparecer en sede parlamentaria.
Y es que, a su juicio, contactar con él es "tan fácil" como mandarle un tuit, poner un post en su Facebook o enviarle un email. También ha asegurado que su teléfono es público.