Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Almunia cree que a la izquierda le faltó un "proyecto claro" contra la crisis

El comisario de Asuntos Económicos, el socialista español Joaquín Almunia. EFE/Archivotelecinco.es
El comisario de Asuntos Económicos, el socialista español Joaquín Almunia, achacó hoy la victoria de los conservadores en las elecciones europeas a que "la izquierda no ha sido capaz de presentar un proyecto claro para una salida progresista" a la crisis económica.
"Lo que le falta a la izquierda a escala europea es un proyecto más claro y más definido" que "combine la eficacia económica con los valores socialdemócratas" en un momento en el que se empiezan a ver "las luces que indican la salida de la crisis", dijo Almunia a los periodistas tras conocerse los primeros resultados de los comicios.
Almunia destacó que, paradójicamente, esta situación se produce cuando "estamos viviendo el final de una época larga de dominio de la desregulación, y de las posiciones neoliberales" que han demostrado su "clarísimo fracaso" en materias como el funcionamiento de los mercados financieros.
A juicio del comisario, en estas elecciones se ha notado además el impacto de posiciones "un poco nacionalistas", en el sentido de "tener cierto miedo de encontrar soluciones comunes a escala europea, y una cierta necesidad de refugiarse en lo conocido y en lo nacional".
Por ello, consideró que "hay muchos factores de la política nacional de cada uno de los estados miembros que quizá pesen más que análisis más globales de las fuerzas políticas a escala europea".
Sobre el caso español, el comisario recalcó que los resultados "coinciden con lo que sucedió en la mayoría de los países europeos", donde los conservadores han obtenido en general mejores posiciones.
Almunia resaltó que en todo caso, el grupo socialista y socialdemócrata seguirá siendo el segundo de la cámara y que muchas de las decisiones que se toman en el Parlamento Europeo requieren el consenso de los dos grandes grupos.
"Yo espero que se siga produciendo esa capacidad de diálogo entre unos y otros porque sin diálogo entre el centro-derecha y el centro-izquierda, Europa no sería lo que es hoy y no avanzará de cara al futuro", afirmó.
Almunia destacó también que el dato de participación "no es el deseable", pero sí es "positivo", ya que ha sido mayor que en 2004, así como que los partidos euroescépticos, populistas o extremistas, han obtenido resultados muy por debajo de lo temido.