Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alonso (PP) asegura que fue el Gobierno de Rajoy quien "afloró" el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid

Cree que es "importante" que "quien se lleva el dinero, lo devuelva", y que "quienes han cometido fechorías, lo paguen"
El portavoz del PP en el Congreso y presidente del PP de Álava, Alfonso Alonso, ha asegurado este sábado que el Gobierno del PP está "aflorando" los "casos de corrupción y las irregularidades" y que el caso de las tarjetas black de Caja Madrid ha salido a la luz porque el ejecutivo de Rajoy ha "investigado, auditado y lo ha puesto en conocimiento de un juez".
Además, ha defendido que es "muy importante" que "todas las conductas irregulares del pasado se conozcan, y que por primera vez en España, quien se lleva el dinero lo devuelva, y que todos aquellos que han metido esas fechorías lo paguen".
Alonso ha hecho referencia al caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid en un acto electoral celebrado en Vitoria en el que ha estado acompañado del diputado general de Álava, Javier de Andrés, y del alcalde de Vitoria, Javier Maroto.
Según ha defendido, el Gobierno del PP ha asumido la responsabilidad de sacar las cosas "adelante" y hacer de España un país competitivo, pero ha defendido que no sólo tienen un compromiso de cambio a nivel económico sino también "con las cosas que salen del pasado". "Aquí ha habido mucho mangante y mucho sinvergüenza", ha criticado.
Alonso ha asegurado que el Gobierno del PP está "aflorando" los "casos de corrupción, las irregularidades y las cosas feas". "¿Por qué creéis que se habla de las tarjetas? porque hay un Gobierno del PP que ha investigado, que ha auditado y que lo ha puesto en conocimiento de un juez", ha asegurado.
En este sentido, ha defendido que es "muy importante" que "todas las conductas irregulares del pasado se conozcan, y que por primera vez en España, quien se lleva el dinero lo devuelva, y que todos aquellos que han metido esas fechorías lo paguen". "Esto es depurar el país", ha zanjado.
El portavoz del PP ha afirmado que estas cosas causan "gran vergüenza pública" y se ha preguntado "cómo es posible que esto ocurriera en España y que no hubiera controles". "Hay una palabra fundamental para construir una sociedad distinta que es la transparencia, que uno con un 'click', pueda saber todo lo que hace un gestor en la Administración", ha indicado.
Además, ha criticado que hasta que llegó Rajoy al Gobierno, "España era una excepción en Europa, uno de los pocos países que no tenía una Ley de transparencia y donde sí ha habido mucha cultura de ocultación". "Queremos cambiar España para que sea un país transparente y responsable", ha reiterado.
Al respecto, ha asegurado que van a cambiar las leyes "para que existan controles y sea difícil robar; para que cuando se robe se encuentre al ladrón; y para que el ladrón devuelva el dinero y lo pague".
Para ello, ha explicado que han llamado al acuerdo al resto de las fuerzas políticas y se encuentra negociando un "pacto de regeneración y medidas de lucha contra la corrupción" que suponga un cambio en el Código penal, se endurezcan las penas, cambiar los procedimientos procesales y que los juicios sean "más ágiles". "Para que cuando ocurra un caso de corrupción, el país tenga una posibilidad clara de depurar lo malo que ocurre y podamos hacer que los responsables sean castigados", ha insistido.
Sin embargo, ha recordado al resto de formaciones que el PP quiere "llegar a un acuerdo" porque ve necesario que los políticos, "por encima de nuestras ideas, cuando vemos un caso de corrupción, no vemos una oportunidad de criticar al adversario sino que sabemos que debemos trabajar juntos para luchar contra esa lacra o no habrá una recuperación moral como la que necesita este país", ha advertido.
CRISIS SANITARIA
En este sentido, ha rechazado las críticas de quienes han utilizado el ébola para decir que "España no estaba preparado" para gestionar este virus cuando "somos un país que está preparado como el que más". "La crisis se está gestionando de manera correcta y adecuada, garantizando la tranquilidad del conjunto de los ciudadanos", ha defendido.
En concreto, ha hecho referencia a la actitud mantenida por el nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, para criticar que en el partido socialista "han cambiado las caras pero han empeorado las actitudes" porque "aunque dijo que en este asunto iban a ser responsables, ha durado 24 horas". "Me apena que cuando los españoles tienen un problema, el PSOE solo piensa en qué tajada política pueda sacar", ha criticado.
Finalmente, Alonso ha llamado al PSOE y al resto de formaciones a la "responsabilidad y al diálogo" porque "el PP no siempre cuenta con los votos suficientes para garantizar la estabilidad de las instituciones y cambiar de verdad las cosas". "Hemos de buscar permanentemente el acuerdo y llamar a los demás partidos a la responsabilidad que es lo que vamos a hacer en los próximos meses", ha concluido.