Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Altur (Compromís) propone suspender su actividad en la Diputación y muestra su "perplejidad" por su citación

El diputado de Compromís en la Diputación de Valencia, responsable de la Delegación de Cooperación Internacional y Municipal y vicepresidente tercero, Emili Altur, ha planteado este jueves que se le suspenda de todas las responsabilidades que ostenta en la corporación municipal después de haber sido citado a declarar por la Guardia Civil como investigado por el caso Imelsa.
Altur, que mantiene el acta, ha explicado que Compromís celebrará esta tarde una ejecutiva en la que pondrá su cargo a disposición de la coalición. El diputado, que está citado para el miércoles a las 09.00 horas, ha expresado su "perplejidad y asombro" por este hecho y ha señalado que quien le conozca puede imaginar cómo se quedó ayer tras recibir a través de un teléfono oculto la llamada de la Guardia Civil para declarar.
El diputado ha asegurado estar "boaquiabierto" por su citación teniendo en cuenta que "hay diputados con cargo ejecutivo" de la anterior legislatura --en alusión a los diputados del PP que ostentaban responsabilidades de gobierno en el anterior mandato-- que no han sido citados mientras que miembros de la oposición en ese momento sí, como él o Rosa Pérez.
El diputado ha explicado que en un principio pensó que la llamada se trata de una broma y que, cuando le preguntaron si pensaba acudir, tras darse cuenta de que no lo era, aseguró que sí. Altur se ha expresado de este modo en la rueda de prensa que ha ofrecido junto al presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, la vicepresidenta primera María José Amigó, y la diputada de EU, Rosa Pérez Garijo, que fue la denunciante del caso y también está citada.
Altur ha destacado que "nada más colgar" se puso en contacto con el gabinete de la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, que mandó un mensaje al presidente de las Corts y colíder de Compromís, Enric Morera y a la vicepresidenta de la Diputación "para decirles lo que pasaba".
Tanto Amigó como Altur han señalado que Compromís celebrará esta tarde una Ejecutiva a la que acudirán ambos. Según Altur, pondrá su cargo a disposición de la coalición. "Iré a la Ejecutiva y mientras se aclara lo que se tenga que aclarar, creo que se debería suspender mi actividad en la Diputación", ha dicho.
Por su parte, Rodríguez ha indicado que se trata "de decisiones de cada partido", ha recordado que los nombramientos dependen en última instancia de la Presidencia y ha apuntado que se haría una separación de la vicepresidencia y de las delegaciones. No obstante, ha precisado que sería una retirada "temporal" mientras se aclara todo. En ningún momento de la rueda de prensa nadie ha hablado de entregar las actas.
LA LUCHA DE COMPROMÍS CONTRA LA CORRUPCIÓN
Altur, que ha recordado su pertenencia a Compromís y la lucha de esta coalición contra la corrupción, ha resaltado que tiene el respaldo de su partido, pero ha apuntado que ha añadido que su presencia en la responsabilidad de la Diputación debería momentáneamente suspenderse.
El diputado ha recordado que fue la representante de EU "la que abrió este melón" que ha dado lugar a la investigación del caso, pero ha subrayado su propio papel en la lucha contra la corrupción. Así, ha indicado que él presidió la comisión de investigación en la corporación provincial y ha subrayado que aceptar este cargo puso dos requisitos "ser nombrado por unanimidad" y "advertir de que si había algún obstáculo por parte del equipo de gobierno del PP dejaba la Presidencia" de ese órgano.
Respecto a esto último, ha dicho que a la cuarta o quinta sesión en la rueda de testigos lo dejó porque "para pantomimas no trabajamos en la Diputación".