Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amnistía Internacional pide que España rinda cuentas por las violaciones de DDHH cometidas por las FCSE

Amnistía Internacional ha celebrado el comunicado en el que ETA anuncia el "cese definitivo de la actividad armada" y ha pedido que todos sus miembros comparezcan ante la justicia, aunque también considera que abre una oportunidad para que el Estado español rinda cuentas sobre las "violaciones de derechos humanos" que, según sostiene, han cometido las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (CFSE).
"Esta es también una oportunidad para que el Gobierno español garantice la rendición de cuentas por las violaciones de derechos humanos cometidas por miembros de las fuerzas de seguridad y reforme la legislación y las prácticas antiterroristas que han causado esas violaciones o han contribuido a ellas", ha sostenido en un comunicado la directora del Programa para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional, Nicola Duckworth.
Según ha recordado, Amnistía Internacional ha pedido durante muchos años al Gobierno español que elimine la detención en régimen de incomunicación, garantice a todos los detenidos el acceso inmediato y efectivo a un abogado de su elección, reforme la práctica penitenciaria de la dispersión de detenidos o presos etarras y elimine "las ambigüedades" de la Ley de Partidos Políticos que "podrían conculcar el derecho a la libertad de pensamiento, expresión, asociación o reunión".
La asociación asegura que lleva mucho tiempo esperando a que ETA anuncie el final de la violencia con la que ha cometido "abusos graves contra los derechos humanos" y ha pedido que este abandono de la violencia sea "definitivo y permanente", además de que todos sus responsables comparezcan ante la justicia.
"No se debe olvidar a las víctimas ni a sus familias. El gobierno español debe garantizarles el acceso a la verdad, la justicia y la reparación, de acuerdo con las normas internacionales de derechos humanos", ha insistido Duckworth.