Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Anza sólo llevaba 500 de los 300.000 euros que tenía que entregar a ETA

Anza murió en Francia. Foto: Archivo.telecinco.es
Jon Anza tan sólo portaba 500 euros de los 300.000 que tenía encargado entregar a un comando de ETA -procedente de la extorsión- en el momento en el que fue hallado en un parque de Touluose (Francia), según informó este viernes la fiscal gala Anne Kayanakis en una rueda de prensa ofrecida en Bayona, donde confirmó que el cadáver de Jon Anza fue formalmente identificado a través de sus huellas dactilares. Kayanakis añadió que el próximo lunes se le practicará la autopsia en la que determinará las "circunstancias exactas" de su muerte y que la investigación en torno a este fallecimiento va a continuar.
Según explicó la fiscal, Anza fue encontrado en la calle aparentemente desorientado e indispuesto y fueron los bomberos los que le hicieron un masaje cardiaco y le llevaron al hospital Purpan en Toulouse.
Finalmente murió en el hospital el 11 de mayo, "sin haber recuperado la consciencia", detalló Kayanakis, quien indicó que Anza no portaba ningún documento de identidad pero "se halló una suma de 500 euros", además de dos billetes de tren.
Según declaró la propia ETA en un comunicado, Jon Anza subió a un tren en Bayona con destino a Toulouse, donde había quedado con la banda terrorista para entregar una cantidad de dinero que ascendía a 300.000 euros.
Negativa de los hospitales
Kayanakis agregó que los hospitales respondieron negativamente a las preguntas de la Justicia en relación a la investigación que se inició para determinar el paradero de Anza.
El reconocimiento del cadáver se ha llevado a cabo por un agente de un servicio médico legal de Toulouse, que procedió a comunicar a la Policía la presencia del cadáver. Según Askatasuna, la familia también ha confirmado este extremo.
A partir de ahí se solicitó información a Bayona a partir de la indicio que daba un billete de tren de ida y vuelta que tenía Jon Anza para hacer el trayecto Bayona-Toulouse, según especificó Kayanakis.
La Justicia francesa ya había iniciado desde hace meses una investigación en relación a la desaparición de Anza y a instancias de las autoridades galas, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu abrió el pasado 8 de febrero diligencias para investigar este asunto, ya que su paradero se desconocía desde el 18 de abril cuando fue visto por última vez en las inmediaciones de la ciudad francesa de Bayona.