Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Archivan la causa de la perito del caso Bretón por sus declaraciones "de forma genérica"

La Fiscalía considera que no existe ni un delito de calumnias, ni de injurias, ni falta en la conducta de la imputada
El Juzgado de Instrucción número 3 de Córdoba ha acordado el sobreseimiento y archivo de las diligencias abiertas por las declaraciones que hizo la perito policial Josefina Lamas durante el juicio a José Bretón, condenado a 40 años de prisión por el asesinato de sus dos hijos, Ruth y José, y durante el que dijo que había escuchado que "los huesos se fueron de copas", en relación a los restos analizados de la hoguera de la finca de Bretón que en un primer momento ella determinó que eran de animales, si bien después varios peritos certificaron que eran de humanos, posición a la que finalmente se adhirió ella.
En concreto, el auto de la magistrada, al que ha tenido acceso Europa Press, recoge que la conducta de la imputada no supone "en ningún momento" un delito de calumnia, "ya que el comentario lo hace de forma genérica sin referirse a nadie del grupo de la Policía Nacional encargado de la custodia" de los restos óseos, a lo que añade "tampoco supone la conducta de que se hace eco infracción alguna tipificada como un delito de infidelidad en la custodia de documentos cometidos por funcionario público", como así se pronuncia la Fiscalía en los mismos términos en su escrito.
En cuanto al delito de injurias, el auto apunta que la expresión proferida "no afecta al plano de la dignidad, con lo que el comentario manifestado no tiene encaje legal en el tipo penal", conclusión a la que llega la juez tras el análisis del comentario, de igual manera que el Ministerio Público ha manifestado en su escrito.
Dicha resolución no es firme y contra ella cabe interponer recurso, aunque cabe destacar que la Fiscalía, única parte acusadora en este procedimiento, señala que "no existen indicios de criminalidad" y los hechos examinados no constituyen ni un delito de calumnias, ni de injurias, ni la modalidad de falta, por lo que procede el sobreseimiento libre y el archivo de la causa.
Al respecto, el procedimiento se inició tras la deducción de testimonio por parte del presidente del Tribunal del Jurado, el magistrado Pedro Vela, por si las declaraciones de la perito el día 3 de julio de 2013 en el citado juicio pudieran ser constitutivas de delito de injurias y/o calumnias a funcionarios públicos, después de decir que había escuchado comentar que "los huesos se habían ido de copas", aunque no pudo dar más datos sobre qué agente lo dijo.
Posteriormente, la imputada, en su declaración en el Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid, ratificó las declaraciones, pero no recordaba quién lo dijo y que "más tarde otros compañeros volvieron a hacer el mismo comentario", al tiempo que manifestó que quería aclarar que no era antropóloga forense, sino técnico del Cuerpo Nacional de Policía.