Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ares dice que ni hay ni habrá "política de enchufismo" en Interior y critica "la dureza" de ErNE contra su Departamento

Afirma que asumió una Consejería en la que todos los mandos eran de "libre designación" y ahora se valoran "méritos y capacidad"
El consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, ha asegurado que "no ha habido ni habrá política de enchufismo" en la Ertzaintza mientras él esté al frente de este Departamento y, tras rechazar estas acusaciones por parte de ErNE, ha criticado su dureza y "trazo grueso".
En declaraciones a Europa Press, se ha referido, de esta manera, a las manifestaciones de ErNE que ha denunciado "enchufismo" tras conocer la resolución de las Comisiones de Servicio por parte del Departamento, lo que le ha llevado a pedir la dimisión del viceconsejero de Seguridad, Miguel Buen, y del director de Recursos Humanos, José María Echegaray, y a advertir de que habrá una "conflictividad" no conocida en la Ertzaintza.
Ares ha indicado que no hay "absolutamente ningún enchufismo" y ha señalado que existen "muchas menos" comisiones de servicio que las que existían antes y, "en todo caso, las imprescindibles para mantener determinadas unidades y determinados servicios en la Ertzaintza".
En todo caso, ha señalado que se está realizado una revisión por si ha habido "algún error", ya que, es una asignación de plazas "muy elevada" y, por tanto, "puede haber algún problema".
Ares ha recordado que ese procedimiento de asignación de plazas se puso en marcha, "precisamente, por reivindicación de los sindicatos", y ha insistido en que revisarán "todo lo que haya que revisar, incluida la reivindicación planteada por los sindicatos".
"DUREZA"
El consejero de Interior ha indicado que el sindicato ErNE está siendo "muy duro" durante toda la legislatura con su Departamento. "Si se miran las hemerotecas se ve que en muchas ocasiones a lo largo de estos años ha pedido ceses, dimisiones, ha hecho comunicados de trazos muy gruesos en relación con una gestión que, desde luego, no tiene parangón al frente de la consejería de Interior", ha señalado.
Ares ha indicado que asumieron un Departamento en el que todos los mandos de la Ertzaintza estaban asignados por "designación libre" y ahora "todos prácticamente" han sido asignados "en competición" entre los que han querido presentarse, valorando sus méritos y capacidad profesional.
También ha destacado que, cuando llegaron al Gobierno, la Ertzaintza contaba con "casi 350 agentes menos" y, en la actualidad, se ha llegado a los 8.000. Ares ha añadido que su Departamento ha realizado "reformas y cambios fundamentales para hacer una policía moderna del siglo XXI".
"Los datos demuestran no sólo la eficiencia y el buen trabajo de la Ertzaintza en la lucha contra el terrorismo y la violencia callejera, sino también en la lucha por conseguir la normalidad en todos los espacios públicos y conquistar para la convivencia y la libertad todos los lugares incluidos los festivos", ha añadido.
Por último, ha señalado que, en todo caso, "siempre hay discrepancias" y lo que está ocurriendo es una "colisión de intereses", que habrá que intentar "armonizar". "Pero en absoluto ha habido ninguna política de enchufismo ni la va a haber mientras yo este al frente del departamento", ha concluido.