Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Armada auxilia a dos pateras en el Estrecho y localiza embarcaciones de tráfico de drogas

Unidades asignadas al Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima, dependiente del Estado Mayor de la Defensa, han tomado parte durante la última semana en varias acciones contra la inmigración ilegal y el narcotráfico.
En primer lugar, el pasado lunes 18 de enero, el patrullero de la Armada P-78 'Cazadora' informó al Centro de Operaciones y Vigilancia de Acción Marítima (COVAM), situado en Cartagena, de la localización de una patera a 25 millas de la Isla de Alborán en el acceso oriental al Estrecho de Gibraltar.
Tras comprobar que en la embarcación viajaban 21 hombres y dos mujeres se les auxilió y, al no existir riesgo para sus vidas, se contactó con Salvamento Marítimo que envió a la zona al buque 'Salvamar Hamal', el cual traslado esa misma tarde a los inmigrantes al puerto de Motril.
Después el propio P-78 participó en la búsqueda y auxilio a 36 personas de origen subsahariano que iban a bordo de otra patera en aguas del Mar de Alborán. La embarcación fue interceptada a 19 millas al noroeste de Melilla y sus ocupantes trasladados al puerto de Almería por la embarcación de Salvamento Marítimo 'Guardamar Polimnia'.
En cuanto a la lucha contra el narcotráfico, un avión de patrulla marítima P-3M del Ejército del Aire y el Buque de Acción Marítima 'Tornado' P-44 de la Armada informaron del avistamiento de una embarcación rápida sospechosa a la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera (DAVA), al Centro de Coordinación para la Vigilancia Marítima de Costas y Fronteras (CECORVIGMAR) y al Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), para las oportunas acciones policiales.
Esta información fue puesta de forma inmediata en conocimientos de la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera (DAVA), del Centro de Coordinación para la Vigilancia Marítima de Costas y Fronteras (CECORVIGMAR) y del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), para las oportunas acciones policiales.
Más tarde, el patrullero P-26 'Medas' informó durante la tarde del jueves 21 de febrero de la localización de dos embarcaciones rápidas en aguas del Estrecho, una de las cuales se dio a la fuga al detectar al buque de la armada. El DAVA envió un helicóptero a la zona confirmando que una embarcación estaba vacía y otra a media carga. El patrullero P-71 'Serviola' notificó la detección de otras dos embarcaciones sospechosas en dicha área.