Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El etarra Arri se enfrenta mañana a 593 años de cárcel por el atentado contra la FNAC en el que murió un policía

La Audiencia Nacional juzgará este lunes al etarra Álvaro Juan Arri Pascual, que se enfrenta a una pena de 593 años de cárcel por participar en el atentado que la banda terrorista perpetró el 19 de junio de 1995 contra el edificio de la FNAC situado en la Plaza de Callao de Madrid, en el que falleció el policía municipal Juan Rebollo.
La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal celebrará el juicio contra Juan Arri, conocido con los alias 'Carlos' y 'Munipa' y acusado de un delito de asesinato terrorista, otros 23 en grado de tentativa por las lesiones ocasionadas a los afectados que se encontraban en el lugar del atentado y uno de estragos terroristas.
La fiscal Dolores Delgado pide que Arri, que fue detenido el 23 de noviembre de 1995 en la localidad francesa de Loyat tras participar en el intento de robo de un polvorín y cumplió condena en Francia por asociación de malhechores, indemnice con 500.000 euros a los herederos de la víctima.
COCHE BOMBA CON 60 KILOS DE AMONAL
Según su escrito de conclusiones provisionales, el procesado era miembro del 'comando Madrid' cuando planeó, junto a otros miembros de la banda, colocar un coche bomba cargado con 60 kilos de amonal y cinco kilos de explosivo de alta potencia en el centro de Madrid para atentar contra los "intereses económicos" de la capital y, "especialmente contra los intereses franceses", y causar el mayor número de muertes posible.
Los terroristas robaron el 8 de junio de aquel año un vehículo, de marca Opel Omega, cambiaron las placas de matrícula y colocaron el coche bomba en la calle del Carmen mientras agentes de policía, entre ellos el fallecido, procedían a acordonar la zona tras recibir un aviso de ETA. Un total de 23 personas, entre ellos ocho agentes, resultaron heridas.
El atentado, que causó daños materiales superiores a los 645.000 euros, fue reivindicado por la organización terrorista en el diario Egin el 2 de julio de 1995.
En el domicilio de Arri Pascual, fueron localizados varios archivos informáticos, entre ellos varios con las explicaciones y la autocrítica del comando sobre varias 'ekintzas', entre las que se encontraba el atentado contra el que fuera presidente del Partido Popular (PP) José María Aznar con un coche bomba el 19 de abril de 1995.