Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Asociación independiente de Fiscales pide a Torres-Dulce un protocolo frente al acoso sexual en este colectivo

La Asociación Profesional e Independiente de Fiscales ha remitido una carta al fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, solicitando que se articulen los mecanismos precisos para elaborar, en el seno de la Carrera fiscal, un protocolo de actuación frente al acoso sexual, acoso por razón de sexo, al acoso discriminatorio y al acoso y violencia similar al elaborado por la Carrera Judicial.
En su misiva, recuerdan que en el año 2007 se aprobó la Ley Orgánica 3/2007 de 22 de marzo para la igualdad efectiva de hombres y mujeres y que, transcurridos siete años desde la aprobación de este texto, muy poco se ha avanzado en el seno de la Carrera Fiscal más allá del establecimiento de la obligatoriedad de presentar listas igualitarias en las elecciones al Consejo Fiscal y la creación, en éste órgano del Ministerio Fiscal, de una Comisión de Igualdad.
Entiende esta asociación que "no basta con crear comisiones que enarbolen la palabra igualdad si a esta palabra no se le da un contenido real", por lo que consideran necesario dar soluciones concretas a los problemas que aún hoy en día impiden una igualdad real entre hombres y mujeres y en general entre todos los integrantes del Ministerio Fiscal.
Aseguran que ·deben desecharse comportamientos y expresiones discriminatorios y articularse los mecanismos precisos que den una solución rápida y eficaz a los problemas que puedan surgir"
COMPORTAMIENTOS MACHISTAS EN LA FISCALÍA
En la carta, a la que ha tenido acceso Europa Press, la asociación independiente de fiscales incide que junto ·a expresiones y comportamientos machistas", que determinados fiscales han podido presenciar en uno u otro momento "destaca, como lacra a desterrar, el acoso o violencia en el trabajo".
"No debemos olvidar que somos una Carrera jerarquizada con las ventajas e inconvenientes que trae consigo la jerarquía y sobre todo un ejercicio irregular de las facultades de mando" recuerdan.
Insisten que "sólo si cada Fiscal está en condiciones de ejercer su función desde la libertad, con pleno sometimiento a las normas y principios que nos rigen pero ajenos a cualquier atisbo de coacción, violencia o acoso, podremos hablar de que en el seno de la Carrera Fiscal se garantizan tan importantes derechos".
CONCILIACIÓN
Así, destacan que la Ley obliga facilitar la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, sin menoscabo de la promoción profesional; así como a establecer medidas efectivas de protección frente al acoso sexual y al acoso por razón de sexo, y que ambos mandatos se incumplen "de forma palmaria".
·Cierto que la conciliación es una materia con muchas aristas y difícil de articular, pero no se conoce, a día de hoy en el seno de nuestra Carrera, iniciativa alguna dirigida a fomentarla", aducen.
En cuanto al acoso, insisten en que los fiscales están "absolutamente huérfanos de regulación alguna", ya que no sólo no se contempla de forma específica en su régimen disciplinario sino que "mucho menos existen mecanismos tendentes a prevenirlo y a minimizar sus daños".
Finalmente, insisten en que establecer un sistema de detección precoz, mediación y apoyo a las eventuales víctimas de acoso "supondrá un paso de gigantes en una materia tan importante". De ahí que entiendan necesario y urgente que se establezca un Protocolo similar al existente en la Carrera Judicial.