Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Atutxa (PNV) dice a San Gil que afirmar que Euskadi "vive una pesadilla en 2014" es "no estar en la realidad"

Asegura que no le gustaría estar "en el pellejo del PP" ante las críticas de las asociaciones de víctimas
La presidenta del Bizkai Buru Batzar (BBB) del PNV, Itxaso Atutxa, se ha dirigido a la expresidenta del PP vasco para afirmar que "decir que Euskadi vive una pesadilla en 2014" es "no estar en la realidad". Además, ha asegurado que no le gustaría estar "en el pellejo del PP" ante las críticas de las asociaciones de víctimas, cuando la formación es "la mano que les ha dado de comer".
En una entrevista a Radio Popular, recogida por Europa Press, Atutxa ha mostrado su disconformidad con las palabras de San Gil en la que ha acusado al Partido Popular de "consentir" la "pesadilla" que vive Euskadi "en relación con el entramado etarra".
"No estoy de acuerdo con esas declaraciones", ha manifestado, para puntualizar que "decir que Euskadi vive una pesadilla en el 2014 es no estar en la realidad, no pasearse por las calle de Euskadi".
Tras apuntar que tiene constancia de que "sigue habiendo gente en Euskadi que aún vive con cierto temor" y que considera que "todavía puede haber algún pequeño estallido o brote de violencia por parte de ETA que les puede afectar", ha recordado que se trata de "gente que ha sufrido muchísimo durante los últimos años y son víctimas directas". Sin embargo, ha dudado de que, "incluso para esas personas", Euskadi sea "un país en el que se vive como en una pesadilla".
Además, ha considerado que ETA no ha logrado "en absoluto", en la actualidad, algo que no consiguiera durante su actividad terrorista. La "mayor constatación" de ello es, en su opinión, la imagen de los 60 expresos de ETA "con un montón de asesinatos, crímenes y extorsiones en su haber", en Durango, admitiendo "vías por las que los demás hemos transitado toda la vida".
Preguntada por las supuestas presiones que determinadas asociaciones de víctimas ejercen, en la actualidad, sobre el PP, ha considerado que esta cuestión ha funcionado "como un boomerang", porque, "durante mucho tiempo, ha habido partidos políticos, especialmente la derecha", que han estado "alimentando esa especie de odio de algunas asociaciones y víctimas concretas hacia otro tipo de movimientos en Euskadi e incluso al País Vasco en general".
Atutxa cree que ahora "está costando gestionar ese fantasma, ese odio" y, por ello, la asociaciones de víctimas están teniendo vida propia, independientemente a de directrices políticas", y pretenden "participación y ser agentes activos en las decisiones en paz y convivencia o normalización". Asimismo, ha destacado que las "fricciones" en este tema surgen "curiosamente" entre "quienes han estado alimentando esas acciones con odio".
"El no haber tendido puentes desde el no odio, desde la compresión y desde el respeto, está trayendo que nos hablen de pesadillas o que se produzcan rupturas en las asociaciones de víctimas por quiénes son más duros y más intransigentes", ha manifestado.
La presidente del PNV de Bizkaia ha recordado que el PP es "la mano que les he dado de comer", y ahora "resulta" que las asociaciones "están todavía más a la derecha". "No me gustaría estar en el pellejo de los del PP en estos momentos, porque que aquello que tú has creado, te esté dando ahora estos resultados... El problema es cuando creas algo no en positivo, sino en contra de", ha manifestado.
URKULLU
Atutxa ha recordado que en su próxima reunión, antes del 8 de marzo, el lehendakari, Iñigo urkullu, y el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, abordarán temas de paz y convivencia, así como de política penitenciaria.
No obstante, ha apuntado que existe también "urgencia" por que se celebre el encuentro para contrastar asuntos relativos al desarrollo económico o políticas activas de empleo.
"No puede ser que cuestiones importantes en el desarrollo económico de Euskadi, que dependen por ahora del Gobierno central, mariano rajoy, como representante máximo, no se siente con el lehendakari", ha criticado.
Por ello, ha insistido en que, en la agenda de Urkullu con Rajoy, "hay también temas económicos fundamentales para Euskadi" que "hay que tratar".