Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Atutxa defenderá su "inocencia" ante el Tribunal de Estrasburgo tras el cumplimiento de la sentencia por desobediencia

El expresidente del Parlamento vasco Juan María Atutxa ha anunciado que recurrirá en próximos días al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo con la pretensión de que éste declare su "inocencia" tras haber cumplido ya la condena de inhabilitación y multa que le impuso el Tribunal Supremo por desobediencia a la autoridad judicial por no suspender al grupo parlamentario Sozialista Abertzaleak (SA) tras la ilegalización de Batasuna en 2003.
Atutxa (PNV) fue condenado en abril de 2008 a un año y seis meses de inhabilitación especial para ocupar cargo público y al pago de una multa de 18.000 euros, mientras que los también exmiembros de la Mesa de la Cámara Kontxi Bilbao (EB) y Gorka Knörr (EA) fueron condenados a un año de inhabilitación para cargo público y al abono 12.000 euros de multa.
El expresidente del Parlamento vasco ha anunciado que Bilbao, Knörr y él recurrirán al Tribunal de Estrasburgo, tras el rechazado del amparo que pidieron al Tribunal Constitucional, porque quieren que se concluya que "son inocentes" y que no cometieron "ningún delito" al no disolver hace 11 años a SA.
Juan María Atutxa, que ha reclamado que se restablezca su "dignidad", ha criticado, en declaraciones a Euskadi Irratia recogidas por Europa Press, lo que han "sufrido" en estos 11 años, después de que "la politiquería entrara en la Justicia".
Tras señalar que los tres miembros de la Mesa condenados son "personas normales", ha precisado que "estas acciones" de los tribunales no iban dirigidas "contra las personas", sino contra las instituciones vascas.
En este sentido, ha afirmado que el Tribunal Constitucional ha esperado "tramposamente" a tener una mayoría favorable para no concederles el amparo que solicitaron. Además, ha apuntado que "dos personas claves en todo el proceso" son los ponentes de las sentencias, tanto del TC como del Tribunal Supremo, "que son claramente juez y parte".
El juicio contra los tres exparlamentarios vascos se celebró por impulso de la acusación popular ejercida por Manos Limpias, mientras que la Fiscalía vasca no acusó.