Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia de Madrid ordena al juez Palop que Flores vuelva a declarar por su situación patrimonial

La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado al juez Eduardo López Palop que permita al empresario Miguel Ángel Flores volver a declarar en el marco de la pieza separada del sumario del caso Madrid Arena, cuya instrucción ya ha concluido, en la que se investiga su situación patrimonial.
Así lo acuerda en un auto, al que tuvo acceso Europa Press, en el que la Sección 23 estima el recurso de apelación presentado por el empresario contra la decisión del magistrado de tumbar la solicitud que realizó para poder comparecer voluntariamente.
A través de su abogado, Flores pidió declarar con la finalidad de esclarecer los hechos sobre el contenido de la pieza de su situación patrimonial y sobre un informe de la brigada provincial de policía científica.
Éste informe era relativo al contenido informático de los ordenadores respecto a las entradas emitidas y vendidas, de cuya incorporación a las actuaciones tuvo conocimiento el 22 de mayo de 2014.
En la parte dispositiva, se acuerda que "se deje sin efecto" el auto recurrido, "debiendo acordar, en su lugar, que el imputado Miguel Ángel Flores Gómez, preste nueva declaración en el Juzgado sin que esta declaración implique la retroacción de las actuaciones".
PIEZA PATRIMONIAL
El pasado abril, el juez ofició a la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía Nacional (UDEF) a los efectos de que informaran a este juzgado sobre posibles movimientos patrimoniales que se hayan podido producir respecto a Flores y a su hermano José María.
En los fundamentos de derecho, el juez explicaba que es necesario para la investigación que se tenga exacto y puntual conocimiento de los movimientos económicos de los imputados a los efectos de comprobar "si se están produciendo actividades, inversiones o desinversiones que pudieran revelar la intención de abandonar el territorio español y sustraerse de la acción de la Justicia".
Flores también quiere explicar algunos detalles relativos al informe de la Brigada de Informática Forense de la Policía Científica sobre el contenido de los ordenadores de Diviertt y cuyo volcado habría puesto de manifiesto que se vendieron 22.000 entradas para el evento, lo que duplica el aforo permitido de 10.600 personas.