Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia Nacional juzga este jueves a un etarra por intentar asesinar a dos guardias civiles en 2000

La Audiencia Nacional juzgará este jueves a Javier Arruabarrena por intentar hacer estallar un artefacto explosivo al paso de un vehículo de la Guardia Civil el 3 de enero de 2000 en el barrio de San Adrián de Bilbao, un atentado que quedó frustrado al cambiar el convoy ese día su ruta habitual.
La fiscal Rosana Lledó solicitará que el acusado sea condenado 35 años y un mes de cárcel por dos intentos de asesinato, uno de robo con fuerza, otro de robo con violencia e intimidación y un delito de detención ilegal.
El Ministerio Público solicitará a la Sección Tercera de la Sala de lo Penal que considere probado que el acusado, junto con Oier Andueza y Jon Urretavizcaya --ya condenados por estos hechos--, fue captado por el 'comando Vizcaya' de ETA para colaborar en la recogida de informaciones y participar en la comisión de atentados terroristas, después de que la cúpula etarra decidiera en el verano de 1999 romper la tregua de forma "inminente".
El acusado robó un vehículo estacionado en la localidad guipuzcoana de Eibar, sustituyó las placas de matrícula y colocó en el interior de su maletero un artefacto con dinamita 'Titadyn', con una carga de cordón de multiplicación detonante de 12 gramos/metro.
Tras ello, se trasladó, acompañado de Oier Andueza, al municipio vizcaíno de Galdácano, donde encañonaron a un hombre con una pistola y le ataron a un árbol con el fin de robar su coche y trasladarse a Bilbao para cometer el atentado contra los dos agentes del Instituto Armado.
Patxi Rementería -- ya fallecido-- y Guillermo Merino, que fueron los encargados de custodiar el coche y permanecieron "con el mando a distancia esperando" la llegada del vehículo de la Guardia Civil, al ver que no pasaba, retiraron el coche con los explosivos y lo desactivaron. Jon Urretavizcaya y Merino fueron detenidos después en el interior de uno de los turismos, tras colisionar con un vehículo policial en Basauri.
JUICIO POR ENALTECIMIENTO
Por otra parte, la Audiencia Nacional juzgará este mismo jueves a Javier Omaña que, mediante el perfil de Facebook 'Xabi Canarias Galiza', publicó comentarios como "matar fachas y txakurras no es delito... es mi deporte favorito" o imágenes del atentado contra el presidente Carrero Blanco con la leyenda "volandoooo voyyyy... volando vengooooo".
El acusado, para el que la Fiscalía reclama dos años de prisión por un delito de enaltecimiento del terrorismo, difundió también entre 2010 y 2014 mensajes de apoyo de miembros de la organización terrorista o relacionados con la lucha callejera (kale borroka), así como imágenes y anagramas de ETA.