Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Audiencia Provincial de Madrid condena a 36 años de cárcel a los acusados de matar a dos gemelos la Nochebuena de 2004

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a los dos acusados de asesinar a puñaladas a dos hermanos gemelos de 47 años en la Nochebuena de 2004 en Puente de Vallecas a 36 años de prisión para cada uno.
Los condenados, Joaquín E.J y Ricardo S.J, fueron considerados culpables por el Tribunal del Jurado en diciembre de 2013 aunque el pasado mes de febrero volvió a ver la causa después de que la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ordenara repetir el juicio.
La Audiencia Provincial determina que, en concepto de responsabilidad civil, ambos acusados conjunta y solidariamente indemnizarán con 480.000 euros a familiares de las víctimas.
Los hechos se refieren en la medianoche del 24 de diciembre de 2004 cuando Joaquín E.J salía de la bodega 'El Altozano', en el barrio del Puente de Vallecas, junto con su suegro Jeromo (ya condenado por estos hechos) y los hermanos gemelos Esteban y José María López Martínez, "con los que había estado departiendo".
En la salida, les esperaba el otro condenado Ricardo S.J. Ya en la calle se originó una violenta discusión entre ellos, durante la cual Jeromo y Joaquín golpearon repetidamente en la cabeza a José María hasta hacerle caer al suelo. Acto seguido Ricardo abandonó el lugar para regresar de nuevo con un grupo de personas entre las que se encontraba su madre, Alicia.
El grupo se unió entonces a Joaquín y Jeromo y todos juntos se abalanzaron contra el otro hermano gemelo, Esteban. Le rodearon, le increparon, le insultaron, le golpearon hasta que uno de ellos le apuñaló a la altura del corazón con un arma blanca, hiriéndole de muerte.
A continuación, el hermano del fallecido se levantó del suelo con la intención de socorrer a su hermano pero, igualmente, fue rodeado automáticamente por el grupo de agresores y mientras Jeromo y Joaquín le inmovilizaron asiéndole cada uno por un brazo, Ricardo le apuñaló también a la altura del corazón causándole la muerte.
La Audiencia vuelve a ver acreditada mediante las pruebas y testimonios recabados la autoría conjunta de ambos, corroborando la participación directa y material de los dos condenados.
Frente a ello, la declaración testifical de Jeromo Serrano (padre de Ricardo y suegro de Joaquín) afirmó haber cometido los hechos en solitario (además de añadir que en defensa propia).
No obstante, la Audiencia recuerda que el Jurado no asumió esta versión sino que declaró probadas la participación y autoría de Joaquín y Ricardo en la muerte de los hermanos gemelos, pues ambos actuaron, y lo hicieron de común acuerdo con un tercero consistiendo la acción final en asestarle una puñalada a cada uno que le llegó al corazón, causándoles la muerte.