Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia contra el mundo

"No nos podemos convertir en los gendarmes judiciales del mundo". Esta frase de Carlos Dívar da alguna pista del camino que están tomando las actuaciones de la Audiencia Nacional. El magistrado Santiago Pedraz ha pedido este martes la declaración como imputados de tres ministros y cinco altos cargos chinos por la represión de 2008. Esta nueva causa se suma a las que buscan a los "autores de las torturas en Guantánamo" y a los responsables de "un ataque sobre Gaza" en 2002. Además, otro juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, tiene abierta desde 2006 una causa en la que investiga el supuesto genocidio perpetrado por el Gobierno chino en el Tíbet durante las décadas de los ochenta y de los noventa.

La Audiencia Nacional puede investigar los crímenes contra la humanidad porque la ley así lo establece. En concreto, es el artículo 65 de la Ley Orgánica del Poder Judicial el que regula la jurisdicción universal. Un artículo que según el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar, debería ser modificado en algunos aspectos. Dívar ha recordado esta semana que hasta ahora ninguno de los asuntos de este tipo que se han investigado "ha llegado a feliz término".
En busca de los autores de las torturas de Guantánamo
Gracias al citado artículo 65, los magistrados de la Audiencia han podido iniciar una cruzada para investigar y castigar los crímenes contra la humanidad que ha provocado más de un conflicto. Garzón abrió la semana pasada una causa para investigar a los posibles "autores materiales, inductores, cooperadores necesarios y cómplices" de los delitos de torturas cometidos en Guantánamo durante la Administración de Bush.
Esta querella recayó en el juzgado del juez Velasco el pasado 23 de abril después de que su compañero Baltasar Garzón la enviara a reparto, tal y como le pidió la Fiscalía, que se oponía a su admisión a trámite porque consideraba que el juez competente para conocer esta querella era Ismael Moreno, que tiene abierta una causa en la que investiga los llamados vuelos de la CIA. El juez Velasco pregunta ahora a EEUU si ha investigado Guantánamo antes de admitir la querella.
Causa abierta por un ataque sobre Gaza
En enero de este año, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu imputó al ex ministro de Defensa Benjamín Ben-Eliezer y a seis militares israelíes un delito contra la humanidad por un ataque "desproporcionado" en la franja de Gaza, el 22 de julio de 2002, en el que murieron un líder de Hamás y catorce civiles.
La Fiscalía de Israel espera ahora que el Gobierno de España impida la investigación de un juez español sobre el ataque en Gaza. "Sentimos que el juez haya emitido una decisión que contraviene la clara posición del Gobierno español", manifestó la Fiscalía en un comunicado difundido por el portavoz del Ministerio de Justicia israelí tras conocerse hoy la decisión del juez español Fernando Andreu de continuar con la investigación. CGS