Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ayuntamiento de Sevilla replica que es IU-CA quien debe dar explicaciones por el caso de la Corrala

La concejal delegada de Asuntos Sociales, Familia y Zonas de Especial Actuación del Ayuntamiento de Sevilla, Lola de Pablo-Blanco, ha defendido una vez más ante IU-CA que "este Gobierno ha cumplido con todas su obligaciones en cuanto a viviendas sociales y es la Junta quien tiene que dar explicaciones" del realojo provisional de las personas desalojadas de los números 2, 4 y 6 de la avenida de las Juventudes Musicales.
Así, ha recordado que "el pasado viernes, 25 de abril, La Empresa Municipal de Viviendas del Ayuntamiento de Sevilla, Emvisesa, aprobó la puesta a disposición de Asuntos Sociales, de 52 viviendas para las personas que están en el baremo en proceso de intervención social. Estos inmuebles están ubicados en la Barriada de Torreblanca y el coste mensual que las familias tendrán que pagar será de 40 euros, comunidad incluida".
De igual modo, ha mostrado la disposición del Ayuntamiento a facilitar a IU toda la información de la que dispone. "No hay nada que debatir, ellos son los que deberían explicar cuáles han sido sus criterios de realojo, que han generado dudas hasta a sus propios socios de gobierno, nosotros sí podemos mostrar cualquier documentación que nos requieran porque no ocultamos nada, como ya han comprobado el Abogado del Estado y el Tribunal Europeo", ha apuntado la delegada.
Del mismo modo, De Pablo-Blanco, ha recordado que "desde un primer momento este equipo de gobierno viene trabajando para ayudar a todas aquellas personas necesitadas prueba de ello es que desde el minuto uno se paralizaron todos los desahucios en las VPO del Ayuntamiento". Por último, ha defendido que "hay una premisa fundamental: este Ayuntamiento no se va a saltar la Ley para realojar a ninguna persona ni va a premiar la patada en la puerta como ha hecho la Junta de Andalucía".