Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ayuntamiento de Valencia pide personarse en el caso "en defensa de los intereses de los valencianos"

Ribó: "Si el PP no quiere limpiar, nosotros limpiaremos aquello que legalmente podamos"
El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha anunciado que el Ayuntamiento de Valencia ha pedido su personación en el caso Imelsa, que investiga un presunto blanqueo de dinero en el grupo municipal 'popular', en defensa de los intereses de la corporación y "de los valencianos".
El primer edil ha hecho estas declaraciones, al término de un acto en homenaje al dolçainer Joan Blasco, a preguntas de los medios sobre la operación Taula, derivada del caso Imelsa.
Ribó ha manifestado que en esta causa se indaga sobre un presunto delito de blanqueo y ha remarcado que "hay que tener claro que siempre detrás de un blanqueo hay dinero que ha sido obtenido de manera irregular" porque si no "no sería negro, sería blanco".
"Nosotros nos personamos para defender los intereses económicos de este Ayuntamiento y de todos los valencianos", ha aseverado el alcalde, que ha hecho notar: "Si el PP no quiere limpiar, nosotros limpiaremos aquello que legalmente podamos, es nuestra obligación. Lo lamentamos muchísimo, no es nuestra culpa que ellos estén implicados".
En cuanto a la procedencia del dinero blanqueado, el alcalde ha comentado que, presuntamente, viene "de los bolsillos de los valencianos", y que ha sido conseguido "de maneras muy diversas, como los mecanismos de contratación".
En este sentido, ha resaltado que "muchas de las empresas que el PP contrataba en el Ayuntamiento, también eran utilizadas por el mismo grupo popular". "Yo resaltaría uno que denunciamos y que continúa el proceso de denuncia que es el caso de Trasgos", ha puesto como ejemplo.
Asimismo, y cuestionado por la suspensión de personas investigadas que actualmente son asesores del grupo el PP, ha comentado que en el momento de que se tenga "constancia oficial de que los asesores, están, concretamente investigadas", se procederá "de la misma forma que hemos procedido con los anteriores", ha señalado.
Preguntado por la situación en que quedarían los ediles investigados, Ribó ha afirmado que "es un tema que no depende del Ayuntamiento como tal, sino que de la persona en primer lugar", y en segundo lugar ha señalado que le corresponde al "propio partido".
LÍNEAS ROJAS
"¿Qué podemos decir de esto? Pues que hay una cosa muy clara, señor Santamaría, señora Bonig, señor Rajoy, los tres escalones, ustedes han de cumplir unas líneas rojas que fijaron con claridad y no permitir que gobiernen personas imputadas", ha expresado.
"Llegaron a un acuerdo hace un mes, de que en caso de que estuvieran investigados iban a dejar su puesto. Esta ciudad lo necesita de una manera rápida para poder limpiar su imagen. Han estado 24 años y los temas están muy claros, implican a la ciudad e implican al Ayuntamiento", ha recordado Ribó a los dirigentes 'populares'.
Por tanto, ha exigido que los responsables del PP sean responsables "de una vez por todas" con aquellos "compromisos que tienen delante, de elementos flagrantes de delitos", y que "cumplan lo que prometieron" porque si no, "ninguno se los creerá, no nos creeremos nada, y sobre todo, la sociedad valenciana no podrá perdonar lo que ha pasado".
"Si continúan como adscritos, hay una legislación que nosotros analizaremos. No hemos contemplado esa posibilidad, porque pensamos que si han llegado a un acuerdo con su partido, tienen una palabra. Si esta posibilidad se planteara, analizaremos la legislación, evidentemente, si continúan como adscritos, serán regidores de este Ayuntamiento... ¿en qué condiciones? no serán de un grupo, eso está claro, y a partir de ahí lo estudiaremos", ha expresado.
En la misma línea, ha comentado que desconocen lo que ocurrirá y que lo único que sabrán es que si "algún día estos señores no vienen, llegarán otros", o por otro parte, "que no se van y se irán a los no adscritos, o la señora Bonig, dirá: donde dije digo... Esperaremos pacíficamente".
"SERÍA MUY FUERTE"
Respecto al desplazamiento de la lista que pueda permitir que entren personas también implicadas en las llamadas telefónicas, Ribó ha manifestado que "imagina que no llegará esta situación". "Espero que entren personas que no estén contaminadas, sería muy fuerte".
"El PP debe dar una mínima garantía a la sociedad valenciana de que quiere cambiar cómo se ha estado gobernando esta ciudad porque, por mucho que nos quiera convencer Rita Barberá, el señor Novo y todos los regidores, de que no hay pruebas... las pruebas son muy contundentes", ha concluido.