Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Azkarraga (Sare) cree que hay que pensar en "fórmulas que permitan la salida escalonada" de los presos de ETA

Señala que las "consecuencias de la violencia son las víctimas, pero también los presos"
El exconsejero vasco de Justicia e impulsor de Sare, Joseba Azkarraga, ha defendido que habrá que pensar en "fórmulas que permitan la salida escalonada" de los reclusos de ETA y ha incidido en que las "consecuencias de la violencia son las víctimas, pero también los presos".
En una entrevista a El Correo, recogida por Europa Press, el impulsor de la red ciudadana que defiende los derechos de los presos de ETA manifiesta además de que siempre se pone "la carga de la prueba sobre una de las partes, sobre ETA", pero "hasta el momento es ésta la que más pasos ha dado".
Tras considerar que hay "un sentimiento masivo, también en opciones políticas no nacionalistas, de que la dispersión debe acabar", Azkarraga subraya que con ella se está posibilitando "una vulneración de los derechos humanos a los presos y a sus familias". "Éste no es un debate entre abertzales y no abertzales, sino en el ámbito de los derechos humanos", señala.
Asimismo, dice que la sociedad vasca y española deben movilizarse para que el Gobierno central "cambie una actitud" que no beneficia ni "a los presos, ni a los familiares ni al propio Gobierno". Además, recuerda que en todos los países donde se ha dado una "violencia de carácter político", ha habido una solución dialogada.
En este contexto, no considera que "dentro de cinco o seis años se tenga que hablar de la existencia de presos en las cárceles" y subraya que "habrá que pensar en fórmulas que permitan la salida escalonada" de los reclusos.
Por último, afirma no temer una vuelta a la 'kale borroka', aunque dice tener la impresión de que puede haber "algún grupúsculo muy pequeño y desgajado de la histórica izquierda abertzale, pero que no tiene ni efectividad ni fuerza".