Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La asamblea del BNG debatirá el día 28 la confluencia con En Marea en las autonómicas y una organización sin colectivos

Las primeras asambleas comarcales, como en O Ribeiro y Allariz, sacan adelante los votos particulares completos y parciales
El plenario de la asamblea del BNG que se celebrará el próximo 28 de febrero debatirá una política de pactos para las autonómicas más flexible y la posibilidad de confluir con En Marea. Asimismo, abrirá un debate profundo sobre la actual configuración de la organización frentista, ya que los textos que llegarán apuntan incluso la posibilidad de remover la estructura de colectivos internos que hay actualmente.
Tras arrancar el proceso asambleario en las comarcas, para lo que se abrió el plazo el pasado 3 y se prolongará hasta el 15 de febrero, los textos alternativos a la línea oficial ya han superado la criba necesaria para poder ser debatidos en el plenario del 28, al contar con el respaldo suficiente de la militancia local y comarcal.
De esta manera, ha tenido luz verde el documento elaborado por las dos diputadas del BNG Tereixa Paz y Carme Adán, que ha tenido un significativo apoyo en la comarca de Allariz, con 19 votos a favor y sólo tres en contra (el resto fueron abstenciones), un municipio en que gobierna históricamente el BNG y que tiene a Francisco García (UPG) como alcalde.
El texto de las dos parlamentarias defiende una "reformulación de la concepción de la militancia y de la participación en la organización", con un diseño de la estructura que sea "sencilla, ágil, poco burocrática y muy participativa, pero a la vez que pueda funcionar al momento y pueda responder al día a día de la política".
"Hacer profunda autocrítica, reconocer el fracaso electoral y, en consecuencia, iniciar un proceso de refundación del nacionalismo en la próxima asamblea nacional que se desarrolle desde la base misma de la militancia", reclaman ambas dirigentes nacionalistas en su documento, que ahora se debatirá en el plenario.
También tuvieron el voto favorable las enmiendas reconvertidas en votos particulares, como el del propio portavoz nacional, Xavier Vence, quien apuesta por que el BNG formule "a las demás fuerzas del nacionalismo y de las izquierdas una candidatura gallega de unidad que sume alrededor de un programa de mínimos nacionales y sociales a todas aquellas fuerzas y personas que tengan como objetivo impulsar un cambio político en clave gallega, derrotando al PP e impulsando/liderando un gobierno que lleve a cabo políticas alternativas". Vence, además, apuesta por una organización de adscripción individual.
Además, ha tenido luz verde, al igual que en Allariz y O Ribeiro, el texto impulsado por la profesora universitaria Alba Nogueira, quien plantea la desaparición de los colectivos internos, una idea que también es compartida por personas como el exparlamentario del BNG Carlos Aymerich, quien defendió la "disolución de la UPG" y resto de marcas.
En este voto particular, la profesora universitaria plantea tener como guías "reformular una organización en la izquierda nacionalista de adscripción individual entre iguales" y marca tiempos más cortos que la línea oficial, que se da hasta un año para la reformulación e iniciar una "nueva etapa". Además, está a favor de una "alianza de las fuerzas nacionalistas y de las izquierdas para derrotar la derecha centralista y conformar un gobierno plural en la Xunta".
Otra de las propuestas que se llevará al plenario, en este caso impulsada por la portavoz del BNG en Europa, Ana Miranda, junto al miembro del Consello Nacional Manuel Marcote, se basa en que la dirección de la formación nacionalista se elija por el método de primarias abiertas en el caso de que se llegue a la votación con más de una candidatura. Esta alternativa sería opcional en el que caso de que haya una única lista para conformar la dirección.
TEXTO OFICIAL
Por su parte, texto que representa la línea 'oficial' fue modificado en el Consello Nacional del pasado 30 de enero y, en lo que se refiere a la política de pactos, fue cambiada la propuesta por un texto impulsado por el portavoz parlamentario del BNG, Francisco Jorquera, el cual, en todo caso, mantiene la esencia de no confluir con candidaturas en las que vayan formaciones de carácter estatal.
Así, se ha incorporado al documento 'oficial' (que, de no lograr ser cambiado por las voces que discrepan con mantener esta línea, se convertirá en la estrategia electoral del BNG) son tres aspectos sobre los que deben girar los contactos de la organización: impulsar un proceso para una "amplia candidatura", estudiar las propuestas que le puedan trasladar otras formaciones para la conformación de una "candidatura de orientación nacionalista"; y la "disposición al diálogo con el resto de fuerzas políticas" para pactos post-electorales que "posibiliten un cambio de gobierno y la apertura de una nueva etapa política" en Galicia, lo que atañe --a priori-- al resto de fuerzas que no sean el PP, En Marea inclusive.
De esta forma, el documento que se mantiene como la línea 'oficial' no se cierra a pactar con En Marea, pero sólo abre la posibilidad de hacerlo tras la celebración de los comicios. Sin embargo, descarta cualquier confluencia electoral que no sea "de orientación nacionalista".