Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barberá retira su coche aparcado durante 23 años en los bajos del Ayuntamiento de Valencia, según Compromís

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha retirado el coche que tenía aparcado durante 23 años en los bajos del Ayuntamiento, según ha asegurado este viernes la coalición Compromís, quien se ha felicitado por que "al final" el vehículo ya no esté ocupando este espacio "como si este edificio fuera de propiedad" de la primera edil.
Según ha apuntado la coalición en un comunicado, el coche es un modelo antiguo "que estaba lleno de polvo y con las ruedas totalmente desinfladas, en definitiva totalmente abandonado". Asimismo, afirma que se puede ver "perfectamente" la diferencia de color de las baldosas del suelo "por los años pasados" sin que el coche haya sido movido del sitio. "Cualquier valenciano que hubiera dejado aparcado en la calle un coche similar hubiera sido retirado por la policía municipal siguiendo la normativa vigente", ha criticado el portavoz del grupo municipal, Joan Ribó.
Por ello, ha expresado su satisfacción porque "al final y con mucho retraso se haya hecho caso a nuestra demanda de retirada del coche de las dependencias municipales" ya que considera que su presencia "era un símbolo de la forma de gobernar de Barberá donde se ha confundido y se sigue confundiendo de forma sistemática los bienes privados con los bienes públicos".
No obstante, ha afirmado que les "llama la atención" que la retirada del vehículo "se haya hecho en periodo de vacaciones estivales, cuando hay poca gente en el Ayuntamiento con una evidente voluntad de disimular" la actuación. A su juicio, "seguro que la proximidad de la nueva cita electoral y la incertidumbre de los resultados de Barberá por los malos resultados de las encuestas han ayudado a tomar esta decisión".
Para la coalición, Barberá "ha utilizado de forma fraudulenta un espacio público en beneficio personal y debe resarcir al ayuntamiento por el mismo" ya que "el truco de la seguridad y de las amenazas de ETA no vale" pues "hace demasiados años que este problema ya no existe en Valencia".
PIDE QUE SE CALCULE EL PRECIO
De ahí que crea que este argumento es "una excusa de mala pagadora" y pide que se calcule la cantidad que se adeudaría por el estacionamiento de acuerdo con los precios de aparcamiento medios de la zona durante los años que ha estado aparcado "de manera fraudulenta".
Asimismo, reitera la propuesta de que el espacio que ocupaba su coche es "no disponible para aparcamiento diario de coches y podría ser empleado para aparcamiento de bicicletas de los trabajadores y concejales del Ayuntamiento, como tiene ya el nuevo edificio de Tabacalera".
De esta forma, la coalición entiende que "se daría cumplimiento a la ley de movilidad valenciana que obliga a los centros con muchos trabajadores a tener en su interior aparcamientos de bicicletas".