Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barberá dice que la decisión de no imputarle no cambia su hoja de ruta y expresa su "ambición por Valencia"

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha asegurado este jueves que la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) de no imputarle a ella ni al expresidente de la Generalitat Francisco Camps en el 'caso Nóos' al considerar que en su actuación no hay indicios de delito no va a cambiar en nada su hoja de ruta política.
En esta línea, la primera edil ha expresado su "ambición por Valencia" y su "ganas de trabajar" por esta ciudad, además de precisar que ambas "no tienen fin". Tras ello, ha indicado que esa labor es a la que se ha dedicado "siempre, en los momentos más duros" y también "ahora más si cabe", a la vez que ha considerado que "en este momento" su partido, el PP, es "la única opción para que Valencia siga adelante".
Rita Barberá ha realizado estas declaraciones en la rueda de prensa que ha ofrecido para presentar las nuevas iniciativas de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), preguntada por si esta decisión del TSJCV va a cambiar en algo su hoja de ruta política.
La responsable municipal ha manifestado que esta hoja "está igual que hace una semana, dos meses o cuatro años y ha reiterado su afán por trabajar en favor de la capital valenciana. "Ya lo he dicho. Mi ambición por Valencia es ilimitada, mis ganas de trabajar por Valencia no tienen fin. Lo he hecho siempre, en los momentos duros y ahora, más si cabe", ha argumentado en este sentido.
A continuación, se ha referido a la posibilidad de que algunas formaciones "se puedan combinar y aliar sólo por el interés del poder por el poder, sin ningún tipo de proyecto y con ideologías diversas" como alternativa a ella.
Barberá ha aseverado que le "aterra" que "el futuro de Valencia" pueda verse en esas manos y ha destacado que por ese "temor" es también "cada vez más fuerte". La alcaldesa ha considerado que "en este momento" su partido, el PP, es "la única opción para que Valencia siga adelante en su proyecto de progreso".