Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barberá muestra su satisfacción "plena" por la absolución de Bellver y denuncia "abuso" por parte de Fiscalía

El edil de Urbanismo afirma estar "magníficamente bien" y dice que celebrará la resolución con su familia
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha mostrado su satisfacción "plena, absoluta y completa" por la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) de absolver al concejal de Urbanismo y diputado en las Cortes Valencianas, Jorge Bellver, y a cuatro funcionarios del consistorio, de un delito de prevaricación por la autorización de un aparcamiento junto a los Jardines de Monforte, declarados BIC, sin la autorización de la Dirección General de Patrimonio, y ha denunciado "abuso" por parte de la Fiscalía en este asunto.
Barberá se ha pronunciado en estos términos en declaraciones a los medios de comunicación antes de asistir a los actos organizados por la Policía Local de Valencia con motivo de la festividad del Ángel de la ciudad. La primera edil ha llegado acompañada por Bellver, quien también ha señalado que está "magníficamente bien". Ambos han acudido a este acto juntos desde las dependencias municipales de Tabacalera, en las que se encuentra la Delegación de Urbanismo y a las que la alcaldesa ha acudido esta mañana tras conocer la decisión del TSJCV para reunirse con el titular de este departamento.
Rita Barberá ha mostrado en primer lugar su "incomprensión" por lo que estaba ocurriendo sobre Monforte. "No entendíamos nada de esta causa", en la que se imputó inicialmente a Bellver y a otros 25 funcionarios en relación a un expediente de más de 1.000 folios, "todos firmados y de acuerdo con las leyes de la Administración", ha remarcado.
La primera edil ha recordado que al iniciarse este proceso, "se empezó imputando a estas personas por dos delitos, uno contra el patrimonio y otro por prevaricación", y luego se archivó el primero, pero la acusación "mantuvo que faltaba un informe de la Dirección General de Patrimonio". Esto era, a su entender, "absolutamente incoherente" y "un despropósito continuado".
El tribunal --ha agregado-- "no puede ser más claro", por lo que "está demostrado el absoluto despropósito de la denuncia". Así, entiende que ha habido un "abuso total" por parte de Fiscalía en el ejercicio de la acusación pública, y una "desviación de sus atribuciones". También aprecia un "disparate total" en las exigencias de imparcialidad y de objetividad en la defensa de la legalidad.
Barberá ha señalado que "no hay derecho" a tratar de esta manera a la gente, cuando "probablemente este tema se podía haber llevado perfectamente por contencioso-administrativo". Pero "han tenido que sentarles en el banquillo, y esto es un abuso", ha lamentado. Con la sentencia se demuestra que los imputados son "personas honradas, honestas, profesionales y trabajadoras", y que el Ayuntamiento "hace las cosas de acuerdo con la ley".
"RAPIDEZ INUSITADA"
La primera edil ha destacado, al mismo tiempo, la "rapidez inusitada" del tribunal en dictar una resolución, que puede responder a que tenían "realmente claro" todo el tema. Tras conocerla, ha afirmado que se ha dirigido al edificio de Tabacalera para estar con los funcionarios.
En las dependencias de Urbanismo de este complejo municipal se celebraba esta mañana de la Comisión de Urbanismo, una reunión en la que Barberá ha irrumpido para comunicar la decisión del TSJCV y celebrarla con Bellver, con otros miembros de su equipo de gobierno y con los funcionarios acusados junto al edil. La alcaldesa, visiblemente contenta, ha felicitado tanto al concejal de Urbanismo como a los funcionarios, con quienes se ha abrazado. "Nos hemos limitado a abrazarnos y a darnos besos", ha explicado.
Barberá ha lamentado que este tipo de actuaciones judiciales "lo que hacen es frenar absolutamente a la "Administración. Si ya tenían la prudencia necesaria --los trabajadores--, luego han llegado a tener miedo de ver un expediente y firmarlo". Por este motivo, ha dado las gracias a los funcionarios y les ha pedido que sigan trabajando "con la honestidad con la que lo han hecho siempre, y que sigan estudiando la situación con la normalidad que les ha caracterizado".
Por su parte, Jorge Bellver ha señalado que está "magníficamente bien" por su absolución y ha avanzado que celebrará esa resolución "con quien más ha sufrido esto, mi mujer, mis hijos y mi familia". No obstante, ha indicado que mañana, "con la sentencia más estudiada", dirá "más cosas".