Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcelona llevará al TC las medidas extraordinarias de reducción del déficit

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu. EFE/Archivotelecinco.es
El Ayuntamiento de Barcelona iniciará los tramites para recurrir ante el Tribunal Constitucional (TC) el Real Decreto Ley 8/2010 de medidas extraordinarias para reducir el déficit y pedirá al Gobierno que modifique su redacción y suprima la prohibición de genérica de endeudarse a los entes locales.
También pedirá al Gobierno que "compense" el saldo deudor de la participación de los Tributos del Estado correspondiente a los años 2008, 2009 y quizás de 2010 que tienen el Ayuntamiento de Barcelona y el resto de municipios, y que mantenga las medidas extraordinarias de apoyo a las haciendas locales en los presupuestos generales del Estado de 2011.
Así lo ha decidido el pleno en su última sesión antes de vacaciones, que el alcalde Jordi Hereu ha abierto leyendo una declaración en nombre de todos los grupos municipales que expresa el pésame a la familia de la adolescente fallecida el sábado 17 de julio en un accidente en el Parque del Tibidabo y los deseos de rápida recuperación a los otros tres menores que resultaron heridos.
El alcalde ha expresado también los deseos del consistorio de una rápida recuperación a los otros tres menores que resultaron heridos, aunque sólo una chica sigue hospitalizada, y el compromiso de exigencia y asunción de responsabilidades del consistorio.
El pleno ha aprobado por unanimidad la proposición de ERC de iniciar los trámites legales para plantear recurso ante el TC en defensa de la autonomía local por considerar que el citado decreto invade las competencias de la Carta Municipal, que establece que para la concertación de operaciones de crédito Barcelona no necesita autorización externa.
También por unanimidad se ha aprobado la propuesta de CiU de instar al Gobierno de España a que modifique el RDL 8/2010 para suprimir la prohibición genérica de endeudamiento de las Entidades Locales y la obligatoriedad de destinar los recursos derivados de su aplicación a disminuir el endeudamiento a largo plazo.
El acuerdo insta al Gobierno de España a "compensar" el saldo deudor de la participación en los tributos del Estado del Ayuntamiento de Barcelona y el resto de municipios, correspondientes a los años 2008 y 2009 y en el caso que se produzca, el 2010.
Además reivindica una financiación justa y suficiente para la ciudad en el marco jurídico de la Carta Municipal y solicita la continuidad de medidas extraordinarias de apoyo a las haciendas locales incluyendo en los Presupuestos Generales del Estado para 2011 dotaciones para financiar actuaciones de interés económico y social.
La sesión plenaria del julio ha tenido un marcado acento económico que el teniente de alcalde Jordi Wiliam Carnes ha definido "un plenario de números".
El gobierno local ha presentado una medida sobre desarrollo económico de proximidad, las cuentas generales del ejercicio 2009 y el nuevo Plan Económico Financiero para los años 2010-2013, que modifica el aprobado en diciembre de 2009, y las modificaciones de las crédito para adelantar a este año 240 millones de los 400 de endeudamiento previsto para 2011, año en que el RDL 8/2010 prohíbe al ayuntamiento endeudarse.
Las cuentas, que indican que el presupuesto municipal se cumplió en un 95%, han sido aprobadas con el apoyo de los dos partidos del gobierno local, PSC y ICV-EUiA, y de ERC.
CiU y PP han votado en contra y han coincidido en criticar la falta se capacidad de planificación del gobierno municipal y en poner en duda la solidez financiera de la ciudad.
Ambas fuerzas también han votado en contra del nuevo Plan Económico Financiero que consideran que compromete ejercicios futuros.