Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bárcenas recuerda que Maroto está condenado y dice que le da "asco" porque no respeta la presunción de inocencia

Asegura que no quiso generalizar al hablar de agresiones en las cárceles y que sólo fue testigo de casos "puntuales"
El extesorero del PP Luis Bárcenas ha recordado la reciente condena del Tribunal de Cuentas contra el vicesecretario de Acción Sectorial del PP, Javier Maroto, un político de "poco nivel" por el que ha dicho que siente "asco" porque no respeta su presunción de inocencia.
Bárcenas ha hecho estas declaraciones antes de declarar en los Juzgados de Plaza de Castilla por una querella por injurias interpuesta contra él por el sindicato de prisiones. El extesorero ha sido citado tres horas después de que Maroto haya ratificado ante el juez de Instrucción Número 11 que sigue pesando que el extesorero del PP es un "presunto delincuente" con "patrimonio suficiente" para devolver el dinero robado.
Maroto ha declarado por espacio de unos veinte minutos por una querella por injurias tras llamar "delincuente" a Bárcenas en un programa de televisión. La respuesta de éste último ha sido contundente: "Es de ese tipo de políticos de poco nivel que no respetan la presunción de inocencia". Acto seguido, ha manifestado que siente hacia él "repugnancia" y un "asco profundo".
Según Bárcenas, Maroto es "reo de una condena del Tribunal de Cuentas" que, en analogía penal, equivaldría a un delito de malversación y prevaricación. El exsenador 'popular' ha recordado de esta forma la condena contra Maroto y el resto del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Vitoria, entre ellos el hoy ministro de Sanidad en funciones, Alfonso Alonso, por causar un perjuicio económico de 393.000 euros a las arcas públicas.
25 MINUTOS DE DECLARACIÓN
Durante su declaración judicial, Bárcenas ha matizado sus propias palabras de febrero de 2015 en una entrevista en 'Interviú' en la que sostuvo que, en los 19 meses que permaneció encarcelado en el centro Madrid V-Soto del Real, fue testigo de "palizas y vejaciones" en lugares donde "no hay cámaras". Por este motivo, el sindicato de prisiones le reclamaba 50.000 euros.
El extesorero 'popular' ha comentado al término de su declaración, que ha durado unos 25 minutos, que estas "situaciones" fueron puntuales y que "para nada" quiso generalizar poniendo en duda la profesionalidad de la totalidad de los funcionarios de prisiones. "Como pasa con los policías o con los bomberos, hay una mayoría de buenos profesionales y otros que no lo son", ha añadido.
Además, ha explicado al juez de Instrucción Número 5 que no quiso interponer ninguna denuncia porque entonces "no lo vio adecuado". Fuentes jurídicas han explicado que Bárcenas este miércoles tampoco a aportado datos concretos ni identificado a ningún funcionario de prisiones que hubiera participado de estas supuestas mala praxis.