Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barreda dice que Zapatero hará crisis de Gobierno cuando quiera, no cuando se la radien

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, durante la rueda de prensa ofrecida en el palacio de la Moncloa, en Madrid. EFEtelecinco.es
El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha asegurado hoy que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, no quiere que le radien las crisis de Gobierno y hará una remodelación de su Gabinete cuando lo estime oportuno.
Barreda ha hecho estas manifestaciones, en rueda de prensa, tras reunirse durante hora y media en el Palacio de La Moncloa con Zapatero, en un encuentro donde han repasado asuntos que afectan a la comunidad autónoma, como el agua o las infraestructuras.
Al ser preguntado sobre si mantenía su opinión, expresada hace seis meses, de que Zapatero debía remodelar el Gobierno y reducir ministerios, Barreda ha dicho: "La opinión que tengo es la que tuve, la mantengo y la expresé, pero no es cuestión de que la esté diciendo permanentemente".
Ha explicado que cuando él hizo esas manifestaciones algunos le recordaron que las remodelaciones del Gobierno son responsabilidad de cada presidente, que tiene la competencia de establecer el número de carteras o de consejerías de su Ejecutivo.
Se trata, ha añadido, de una responsabilidad "personal e intransferible" de un presidente del Gobierno.
Él la asumió en Castilla-La Mancha y Zapatero lo hará "cuando lo estime oportuno", porque "no quiere que le hagan las crisis desde fuera y que las crisis sean radiadas, publicadas y comentadas con anterioridad y al margen de su propia decisión", ha apostillado.
Barreda ha aclarado que la reunión con Zapatero, que se conoció a última hora de la tarde de ayer, surgió de una llamada telefónica del jefe del Gobierno 48 horas antes, en cuyo transcurso quedaron en verse.
Finalmente, la cita quedó fijada para hoy y ambos han mantenido un encuentro que, según el presidente regional, ha sido "largo, tranquilo y fructífero" y en el que han expresado la voluntad de llevar a cabo las actuaciones que en materia de infraestructuras interesan a Castilla-La Mancha.