Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barreiro (PP): "Hay cabreo, indignación y sorpresa, todo eso y más"

El portavoz 'popular' en el Senado dice que su partido seguirá "con la cabeza muy alta" y que está reaccionando "con contundencia"
El portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro, ha asegurado que en el grupo parlamentario existe "cabreo, indignación y sorpresa, todo eso y más" tras la detención este lunes de su antiguo compañero de filas Francisco Granados en el marco de una operación ordenada por la Audiencia Nacional contra la corrupción municipal.
En declaraciones tras la reunión del grupo de este martes, Barreiro ha asegurado que hay un sentimiento de enfado entre los senadores, que han apostado por "actuar con contundencia" contra los corruptos "como ya está haciendo el partido".
"No podemos despertarnos cada día con noticias de este tipo, es malo para la sociedad, no ayuda a crear un clima social favorable ni para la política con mayúsculas, ni para los que entendemos la política, y somos la mayoría, como una forma de aportar un servicio a la sociedad. Nos indigna y avergüenzan a todos", ha añadido el portavoz.
Barreiro ha defendido cómo está reaccionando el partido ante los casos de corrupción que surgen, la "trayectoria e historia" del PP "y muy en particular, la de la actual dirección nacional, el presidente y la secretaria general".
LA CABEZA, ALTA
El portavoz también ha asegurado que el Gobierno y el PP "están comprometidos" con la lucha contra la corrupción y que en algunos casos "han sido los mecanismos creados por este Gobierno los que han posibilitado que afloren este tipo de conductas y para que una vez afloradas la ley y la justicia decidan lo que tengan que decidir".
José Manuel Barreiro ha admitido que el partido queda dañado con cada caso de corrupción en que se ven implicados sus cargos o afiliados y que es algo que "obviamente" les preocupa. Pero también ha añadido que la formación va a mantener "la cabeza muy alta" y seguirá defendiendo "aquello en lo que cree: que la política es una actividad noble y que en política se está para conseguir cambiar las condiciones de vida de la gente". "Este partido está entregado claramente a ello", ha concluido.