Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Batet será la candidata del PSC después de que Martí se retire de las primarias

Martí: "Renuncio a las primarias porque hemos podido alcanzar un acuerdo"
La diputada socialista en el Congreso Meritxell Batet será la candidata del PSC por Barcelona en las elecciones generales, después de que el exsenador Carles Martí haya retirado este miércoles su candidatura para unas primarias.
"Renuncio a las primarias porque hemos podido alcanzar un acuerdo tras largas conversaciones", ha detallado Martí en rueda de prensa, aunque ha concretado que no se ha firmado ningún documento y que el acuerdo se basa en la retirada de su candidatura.
Martí ha decidido renunciar tras mantener una reunión con Batet en la sede del PSC, después de un primer contacto telefónico el lunes que resultó infructuoso.
El exsenador siempre ha priorizado el acuerdo para evitar unas primarias y, en las conversaciones con ella, se ha dado cuenta de que compartían la mayoría de propuestas y de que la candidatura de Batet es mejor que la de la anterior cabeza de lista, la diputada del Congreso y exministra Carme Chacón: "Me doy por satisfecho".
"No tiene sentido ir a primarias cuando ves que ambos candidatos tienen propuestas muy similares", ha admitido Martí, que ha defendido que dio un paso al frente para evitar que Chacón volviera a ser la candidata, después de que el 20D cosechara los peores resultados del PSC.
Según Martí, él y Batet comparten tres objetivos principales: entender que el 26J no es una segunda vuelta del 20D; defender que el acuerdo con C's era el único posible pero no condiciona el futuro, y abrir el proceso de elaboración de listas.
"Tenía la sensación de que se querían repetir listas y programas, y yo quería renovación; por eso me presenté", y Batet aboga por abrir el proceso de confección de listas, tal y como indican los estatutos del PSC.
Martí no le ha pedido que incluya ningún nombre en las listas aunque ha avanzado que se volverá a postular como candidato de la federación barcelonesa del PSC: en las anteriores elecciones fue su 'número 1' para el Congreso pero se quedó sin escaño.
Ahora serán las federaciones y agrupaciones del partido las que participen en la distribución de los nombres, que acabarán de confirmarse en la comisión de listas a lo largo de la próxima semana: "Se trata de una decisión colectiva".
Cree que hubiera logrado con creces antes del viernes el aval del 5% de los militantes que se requiere para concurrir a las primarias --ya había logrado 400--, pero ha decidido "apoyar en todo a Batet".
VOLUNTAD Y VOCACIÓN DE CAMBIO
"(Batet) me parece una persona que puede encarnar perfectamente la voluntad y la vocación de cambio" y aglutinar las diferentes sensibilidades del PSC, ha dicho.
Se ha puesto a su disposición, "sin resquemor alguno", y ha desvinculado su retirada de que tanto el líder del PSC, Miquel Iceta, como el del PSOE, Pedro Sánchez, apoyaran a Batet.
También se ha referido a las declaraciones de la vicesecretaria primera del PSC, Núria Parlon, que --antes de confirmarse la candidatura de Batet-- ha advertido de que un acuerdo con Batet pervertiría las primarias: "En la mano de las personas que hemos dado el paso está la decisión de si hacemos a no un acuerdo".