Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bermejo afirma que la huelga de jueces expresa la necesidad de un cambio

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, ha dicho que el seguimiento de la huelga de ayer es suficientemente significativo de la necesidad de un cambio.
Bermejo se apoyó para hacer esta afirmación en la participación del 35,47 que dio el Consejo General del Poder Judicial.
La participación según las asociaciones convocantes Francisco de Vitoria (AJFV) y Foro Judicial Independiente (FJI) llegó a un 62 por ciento.
Bermejo ha calificado la huelga de los jueces de "paradójica" ya que, aunque coinciden con el Gobierno en la necesidad de un cambio, lo expresan con una manera que ha supuesto "una mala noticia para la administración de Justicia".
Sin embargo, reconoce que la huelga servirá de "aldabonazo" para afrontar el "reto modernizador ante el que nos encontramos" partiendo de la "responsabilidad compartida" para que en los próximos 15 años la Justicia pueda recibir el impulso que necesita.
Para ello, el ministro se ha mostrado abierto al diálogo que se cerró con la convocatoria de huelga, aunque ha matizado que "es absolutamente imprescindible que ese diálogo conduzca a una toma de posición desde la lealtad" para conseguir "la Justicia que el pueblo de España se merece".
El titular de Justicia considera que, pese al desarrollo democrático de los últimos 30 años, la descentralización de la administración de Justicia ha propiciado un "desarrollo asimétrico y asincrónico" que no representa ni los avances producidos en otros ámbitos ni los esfuerzos de los distintos Gobiernos para darle el impulso necesario.
Para subsanar las deficiencias, Bermejo ha apuntado algunas reformas entre las que destacan la puesta en marcha del nuevo modelo de oficina judicial, la red Minerva y la definición de "qué datos han de ser compartidos" por los distintos juzgados y poner las herramientas necesarias para hacerlo posible.