Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Beteta afirma que el Convenio Económico "funciona" y "funciona muy bien" y "no es un hecho generador de privilegio"

Navarra ha conmemorado el 25º aniversario de la firma del Convenio de 1990
El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha afirmado que el Convenio Económico "funciona y funciona muy bien" y "no supone un hecho generador de privilegio". Por su parte, la presidenta navarra, Uxue Barkos, ha señalado que se trata de un sistema de financiación "ante todo responsable, justo y solidario".
El representante del Gobierno central en funciones y la jefa del Ejecutivo navarro han intervenido este lunes en el acto de conmemoración del 25º aniversario de la firma del Convenio Económico de 1990, un acto al que han asistido los principales representantes de Navarra, así como expresidentes navarros -Yolanda Barcina, Miguel Sanz, Juan Cruz Alli y Jaime Ignacio del Burgo- y exconsejeros de Economía del Gobierno foral.
También han acudido la presidenta del Parlamento foral, Ainhoa Aznarez; la delegada del Gobierno en Navarra, Carmen Alba; el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron; los miembros del Ejecutivo navarro, los diputados y senadores de Navarra, así como parlamentarios forales, entre otros representantes.
En su intervención, Beteta ha manifestado que este acto "tiene mucho de conmemoración" y "permite proyectar un modelo de éxito que garantiza una mejor y más sólida imbricación de los navarros en nuestro modelo de Estado constitucional". Este aniversario, ha dicho, "representa lo mucho que se puede hacer cuando hay una fructífera colaboración interadministrativa y un profundo respeto de lealtad constitucional".
Según ha dicho, el Convenio es un "instrumento vertebrador de la pluralidad territorial de nuestro país, desde el reconocimiento de una idiosincrasia y una historia propias, perfectamente incardinado en nuestro modelo de organización territorial del Estado".
Antonio Beteta ha defendido que el Convenio Económico es un "instrumento plenamente constitucional" y ha manifestado que "la existencia de los regímenes forales no supone en sí mismo un hecho generador de privilegio que pudiera conllevar la falta de solidaridad con el resto de las Comunidades Autonómas, sino más bien lo que supone es la existencia de un método de relación diferente que tiene apoyo en la Constitución".
Ha añadido que el Convenio es "una consecuencia de la autonomía financiera de Navarra, estableciéndose en él los criterios de armonización fiscal y la aportación de Navarra al Estado, mediante la cual la Comunidad paga al Estado por los servicios y funciones no transferidos que la Administración central presta en Navarra".
Antonio Beteta ha expuesto que el Convenio es "un ejemplo más del pluralismo integrador de nuestro modelo territorial". "El Convenio funciona y además funciona muy bien", ha dicho, para destacar su "carácter paccionado y bilateral entre Navarra y el Estado", lo que permite "su puesta al día como un texto vivo".
Sobre la última actualización, el representante del Gobierno central ha señalado que es de "hondo calado económico". "Busca reforzar este potencial económico del Convenio Económico con el objetivo común, tanto de la parte estatal como de la navarra, de que siga desplegando sus efectos en beneficio de la sociedad navarra".
SISTEMA "RESPONSABLE, JUSTO Y SOLIDARIO"
Por su parte, la presidenta navarra, Uxue Barkos, ha señalado que el Convenio Económico es el "más importante instrumento financiero y tributario de nuestro sistema competencial" y "una pieza troncal de nuestro estatus de relación con el Estado". "Su importancia trasciende de la meramente financiera", ha dicho, para agregar que "juega un papel fundamental en el ámbito jurídico-político".
Tras destacar que se trata de un modelo de financiación que "ha superado circunstancias políticas y jurídicas de todo tipo", Barkos ha indicado que la mayoría de los ataques al Convenio "son producto del desconocimiento del sistema".
Por ello, ha señalado que "tal vez sea necesario un mayor esfuerzo en la defensa firme de esta herramienta, así como una mayor labor de pedagogía para explicar que es un sistema de financiación ante todo responsable, justo y solidario".
Ha defendido Barkos que Navarra "contribuye y lo hace además de modo responsable y solidario a la financiación de los Presupuestos Generales del Estado con su aportación anual". Y ha recordado que "en plena crisis" la evolución de la aportación económica de Navarra "ha sido continuamente creciente desde los 490 millones de 2010 hasta los 590 de 2015".
Barkos ha añadido, en este sentido, que Navarra "siempre ha cumplido con sus compromisos, siempre ha actuado con responsabilidad y lealtad ante el Estado" y ha manifestado su "firme compromiso" de que "así seguirá siendo en el futuro".
La jefa del Ejecutivo navarro ha expuesto que los diferentes Gobiernos del Estado han reconocido la autonomía financiera de Navarra, "no así algunos partidos de reciente implantación que defienden sin tapujos la eliminación del Convenio Económico". "Y lo hacen para justificar su propuesta de reforma de modelo de financiación", ha continuado.
Según ha opinado, es "toda una paradoja que propongan terminar con un sistema, el de Navarra, que viene funcionando desde hace más de siglo y medio, para justificar sus propuestas de modificación del sistema de financiación del régimen común, cuyo asentamiento definitivo no se ha producido todavía".
Barkos ha señalado que "el futuro Gobierno que se conforme en el Estado encontrará en este gabinete que presido unos tan leales compañeros en la búsqueda del bien común como incansables negociadores en la defensa de los derechos históricos".
Ha añadido la presidenta que "estamos en un momento clave en el que debemos afrontar un reto principal como es la fijación del año base del nuevo quinquenio económico" y ha confiado en que ambas delegaciones sean capaces de "acordarlo con responsabilidad, afrontando los aspectos mejorables del Convenio".
Uxue Barkos ha afirmado, además, que este instrumento tiene "plena cabida" en el contexto europeo y que "Navarra puede ser actor principal en la escena europea".
Por su parte, el consejero de Hacienda y Política Financiera del Gobierno foral, Mikel Aranburu, ha señalado que el Convenio "constituye un ejemplo singular de federalismo fiscal" y ha señalado que la Constitución "ampara y respeta nuestros derechos históricos".
Ha indicado que el Convenio es una "herramienta", "una herramienta en construcción permanente". "Ahora se escuchan voces que piden su eliminación", ha dicho, para señalar que son "los mismos ataques desde hace 175 años". "No es necesario decir que su supresión unilateral, muy difícil pero no imposible, no sería una amenaza para el autogobierno foral sino una oportunidad", ha afirmado.