Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bildu cargará los recortes de San Sebastián en Metro y grandes inversiones, pero nunca gasto social, euskera o cultura

El alcalde de San Sebastián, Juan Carlos Izagirre (Bildu), ha asegurado que, "por mucho decreto salvaje de Madrid", no recortará en servicios sociales, aunque sí es posible hacerlo en inversiones. Además, ha manifestado que el metro de San Sebastián es "un proyecto fantasma" que será "imposible hacer", y ha realizado un llamamiento a la responsabilidad de las fuerzas políticas para llegar a un consenso que permita acordar el presupuesto del consistorio de la capital guipuzcoana.
En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Izagirre ha señalado que el equipo de gobierno del Ayuntamiento sabe "de dónde no tiene que recortar" del presupuesto y "sabe dónde se puede recortar".
En este sentido, ha señalado que, "por mucha crisis y por mucho decreto salvaje que venga de Madrid", intentarán "no recortar en políticas sociales, en servicios públicos o en creación de empleo". "Y vamos a intentar tocar lo menos posible apartados como euskera, cultura o participación", ha añadido.
A su juicio, "se puede recortar en inversiones porque no es época de hablar de grandes inversiones, pese a que algunos se empeñen, y también hay otros gastos superfluos, aunque no son grandes cantidades como gastos de protocolo, dietas y cosas de éstas, también puede recortarse algo".
"Yo creo que es el momento de plantearse muy mucho las grandes inversiones que se están poniendo encima de la mesa desde hace meses y años, y que no es momento de hacerlas", ha subrayado.
Preguntado por si tendrán pagas extras de Navidad los funcionarios municipales, ha indicado que hará "todo lo posible para que así sea". "Yo creo que estos decretos que nos impide Madrid y que nos dan un motivo más a los independentistas para decir que, dependiendo de Madrid, las cosas no nos van a ir bien y que mejor nos iría independientemente del Estado español, la mayoría de estas medidas son todas en contra de la clase trabajadora, muchos son prácticamente inevitables su aplicación, y otras permiten hacer alguna maniobra para que no se lleven a cabo en las administraciones", ha indicado.
En su opinión, las medidas afectan a toda la ciudadanía "y hay que tomar medidas teniendo en cuenta un poco a todo el pueblo". Además, ha denunciado, "sin reparos", que, "a estas alturas, con esta crisis salvaje encima, alguien esté dispuesto, por empecinamiento personal, a gastarse un millón y medio de euros en que, en vez del 'topo' de toda la vida, del que estamos muy orgullos, se quiera llamar metro, habrá que denunciarlo".
EL METRO
El primer edil ha señalado, en relación con el metro, que se trata de "un proyecto fantasma". "Nos están vendido humo día sí y día también, de una cosa que yo creo que va a ser imposible que se pueda hacer, que, desde luego, no es prioritario para esta ciudad y esta ciudad, desde luego, tiene otras necesidades, y entre otras, hacer frente a la crisis", ha añadido.
Juan Karlos Izagirre ha afirmado que las inversiones "hay que priorizarlas y ver muy mucho en qué gastar y en qué no". "Nosotros tenemos pequeñas inversiones que son en barrios periféricos de Donostia, que pensamos que tienen que mantenerse", como en Martutene o Añorga.
Además, ha considerado que también hay que mantener "dos grandes inversiones" como Tabakalera o la estación de autobuses, que se pretende que esté para 2016. "Las demás, nosotros creemos que pueden esperar, a escepción de inversiones que haya que hacer en la periferia de Donosti", ha manifestado.
En cuanto a la recaudación, ha recordado que "las cosas están mal" en territorio guipuzcoano, "y si el año pasado en seis meses tuvimos que hacer un ahorro importante para cuadrar los números a final de año, pues este año ya" se está organizando un calendario a partir de septiembre en el que habrá que hacer un esfuerzo para que vuelvan a cuadrar los números".
"Pero es que, encima, la perspectiva a corto plazo, es parecida y encima está la presión de estos decretos de Madrid que nos obligan a llevar unos ritmos de devolución de deuda que no se corresponden con la situación, ni de este ayuntamiento, ni de la mayoría de los ayuntamientos de Euskal Herria", ha añadido.
A su entender, "se están aplicando unos ritmos de devolución de deuda que se podrían llevar desde ritmos más tranquilos sin que afectasen tanto a gasto corriente a los ayuntamientos". "La perspectiva no es nada buena, no. Pero, política social, servicios públicos y creación de empleo tendrán total prioridad y, si hay que reducir más en inversiones, se reducirá más en inversiones y en gastos superfluos", ha insistido.
Izagirre ha reiterado que "hay posibilidades de hacer frente" a los recortes del Gobierno del PP, y por lo tanto, "hay margen de maniobra". Para el alcalde donostiarra, "si la respuesta es común entre todos los ayuntamientos y las administraciones", es positivo para el ciudadano.
"Se está haciendo un estudio exhaustivo de qué margen de maniobra tenemos y, luego, intentaremos que la respuesta sea unitaria entre ayuntamientos y administraciones, además de diferentes colores, porque aquí lo que está en juego es un poco la autonomía de la administración vasca en de general", ha manifestado.
PRESUPUESTO
De cara a la elaboración del próximo presupuesto del Ayuntamiento, ha realizado un llamamiento a la responsabilidad de todos los grupos políticos porque se va a llegar a septiembre con un Gobierno vasco "que está a punto de disolverse y a punto de convocar elecciones, sin presupuesto, en una época de crisis importante, con unos decretos de Madrid que cada semana va a ser uno nuevo, y esto necesita una respuesta unitaria, lo más amplia posible en consenso".
De esta forma, ha emplazado a todas las fuerzas políticas para que se consigan unas cuentas "que hagan frente a esto, que intenten defender los derechos que tiene la ciudadanía en general, en cuanto a servicios públicos y políticas sociales, y dejarse de partidismos que, en este momento, no beneficia a nadie".
Sobre pactos post-electorales, ha indicado que Bildu "siempre ha dicho que está abierto a todas las posibilidades y ya se verá". "De momento, lo que sí tenemos claro es que EH Bildu tiene opciones de ganar y va a ganar estas elecciones", ha añadido.