Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bildu dice que era "imposible contener la emoción humana" que provocó los gritos en la manifestación del sábado

Cree que el PP vasco tiene "una percepción diferente" de la del partido en Madrid en política vasca, "pero decide Génova"
El parlamentario de EH Bildu y secretario general de EA, Pello Urizar, ha afirmado que no se pudo hacer "nada" en la manifestación silenciosa del pasado sábado para evitar que se profirieran gritos en favor de los presos de ETA y de la amnistía, ya que era "imposible contener la emoción humana" tras la "frustración" por la prohibición de la marcha de 'Tantaz Tanta' en favor del fin de la dispersión de los presos.
No obstante, Urizar ha considerado "anecdótico" ese episodio que se dio "solo en partes" de la marcha, y ha indicado que, tras la operación contra los interlocutores del EPKK y la prohibición de la manifestación de Tanta Tanta, "se podía dar una situación peligrosa por esos ánimos exaltados que podrían tener muchas personas y podía terminar de mala manera".
En declaraciones a ETB, recogidas por Europa Press, Urizar ha indicado que la convocatoria posterior de partidos y sindicatos no apagó "las tensiones o lo que pudieran sentir las personas". "No hubo consigna de que se diesen esos gritos, pero en una manifestación no puedes evitar que esa frustración no saliera. Lo dejaría en lo anecdótico", ha insistido.
"Estamos hablando de emociones humanas. Son las formas que entiendo que a algunas formaciones no les haya gustado, pero no le daría un carácter más allá de lo anecdótico. Era imposible contener esa emoción humana", ha aseverado.
"ELEVANDO LA BARRERA"
Preguntado por el proceso de paz, Pello Urizar ha lamentado que, "cada vez que se da un paso, se niega que se da ese paso, la barrera se eleva un poco más".
No obstante, ha reconocido que "todavía hay camino para hacer. ETA tiene un camino que hacer, las formaciones políticas tienen un camino que hacer, pero tenemos que exigir a aquel que está exigiendo que se haga todo el recorrido, un mínimo de voluntad para dar el primer caso, que es sentarse a hablar".
Urizar ha dicho que el PP "está planteando todo el rato frentes anti-EH Bildu" y, por ello, "cree que, cuando se da una situación como la de la manifestación del pasado sábado, se genera un frente anti PP". En su opinión, "eso se lo tienen que revisar, se lo tienen que mirar, porque, desde luego, no hay ninguna voluntad de generar frentes", ha añadido.
Según ha indicado, "lo que vaya a hacer el PNV", respondiendo a la invitación del PP para recobrar la unidad entre populares, socialistas y el PNV, habrá que preguntárselo a la formación jeltzale. "Pero no es adecuada cualquier fórmula que excluya a EH Bildu sistemáticamente, y eso lo sabe el PNV también", ha indicado.
En este sentido, ha asegurado que la coalición "no planteamos ninguna fórmula que excluya a nadie", pero no permitirá tampoco que haya planteamientos donde se les excluya a ellos. "y lo que sí tenemos claro es que este país tiene que seguir avanzando y, para eso, si hay posibilidad de llegar a acuerdos se tienen que dar", ha dicho, para añadir que "los que no estén, ellos tendrán que dar explicaciones, pero nosotros no vamos a vetar a nadie y queremos que estén todos para llegar a acuerdos".
RAJOY-QUIROGA
En relación al encuentro que este miércoles mantendrán el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, el parlamentario de EH Bildu ha reconocido que los populares vascos tienen "una percepción diferente" de la que puede tener el PP en Madrid en cuanto a la política vasca, "pero otra cosa es que el PP vasco no puede tener las manos libres para decir y hacer lo que quiere, porque las decisiones no se toman aquí, se toman en Génova y, en ese sentido, están condicionados".
Urizar ha criticado que el Gobierno de Rajoy "solo se preocupa de aquellas naciones sin Estado en el momento en que los movimientos que se dan en esas naciones pueden perjudicar a los intereses de España", por lo que ha considerado que el Ejecutivo del PP está "perdiendo una gran oportunidad". "Nosotros estamos dispuestos a llegar a acuerdos, no queremos excluir a nadie, pero la democracia tiene que permitir que cada uno defienda sus posturas hasta el final", ha apuntado.
A su juicio, el Gobierno español "no se va a mover hasta que se dé cuenta de que esta política que están llevando a cabo no les beneficia". "En el momento en que se den cuenta de que ya no sacan tajada política y que la saca algún adversario político, cambiarán", ha afirmado.
Ante las declaraciones de Quiroga afirmando que "la cuestión de los presos es algo que no interesa en Euskadi" y del ministro del Interior, Jorge Fernández Díez, asegurando que "ni una ni dos manifestaciones" iban a hacer cambiar la política penitenciaria del Gobierno español, Urizar ha planteado "que ponga otro tema y que lleve 130.000 personas a la calle".
"Es un termómetro, no el único, pero sí un termómetro que tiene suma importancia", ha afirmado, en referencia a la manifestación del pasado sábado, para considerar que "si algo tenemos que tratar con humildad es un proceso de paz y normalización, entre otras cosas, porque nosotros no sabemos cómo se hace, no tenemos esa experiencia".
Para Urizar, la detención de los interlocutores de los presos de ETA indica que el Estado español, "más allá de no ayudar a que el proceso llegue hasta su fin, no es que haya decidido bloquearlo, pararse quieto y no ayudar, sino que ha decidido poner todas las trabas posibles".
Según ha advertido, la Guardia Civil "se está convirtiendo en una fuerza de ocupación cada vez más" porque, "una vez que la actividad de ETA ha terminado, la única función que tiene es vigilar a una gran parte de este país". De esta forma, ha denunciado las detenciones de personas "que la única actividad que tienen es una actividad política" y ha asegurado que "se van a dar más" detenciones.
"Están intentando situarse en el escenario anterior, cuando ETA todavía estaba activa y era la mayor baza que tenía el Estado español para justificar las políticas que estaba llevando las políticas en Euskal Herria", ha censurado.
"DOLOR CAUSADO"
Ante las críticas del secretario de Organización y coordinador de la Ejecutiva del PSE-EE, Rodolfo Ares, afirmando que la izquierda abertzale "nunca ha asumido el dolor causado por ETA", Urizar ha dicho que le consta que la izquierda abertzale, "antes de la legalización de Sortu, en el año 2010, lo que hizo fue asumir que su propia actuación como formación política podía haber causado daño de una manera activa o pasiva, y, además, pedía disculpas".
Por otro lado, ha manifestado que, "sobre las actuaciones de ETA, tienen que decidir ETA, los presos políticos y algunos que han sido miembros de ETA, y en el momento en que reconocen parte de lo que han vivido y, en principio lo asumen, es positivo".
Tras reconocer que "seguramente eso no es suficiente para algunas personas" y "todavía hay que dar más pasos", Urizar ha dicho que se le hace "muy difícil comprender como unas formaciones políticas que todavía no se han dignado a dar el primer paso, pueden reclamar que el resto tiene que hacer todo el recorrido".