Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blanco dice que la "codicia" de Rajoy por llegar a La Moncloa a costa del paro "le pasará factura"

El vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, ha advirtió al presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, que su "codicia" por querer llegar a la Moncloa a costa del desempleo "le pasará factura".
Así se pronunció el dirigente socialista en su intervención en un acto organizado con motivo del Primero de Mayo al que acude cada año en la localidad lucense de Foz.
"Quiere (Rajoy) llegar a la Moncloa a costa de los problemas de los españoles para resolver su problema. Y yo le quiero decir que cuando hay situación de dificultad, la gente no sólo mira al Gobierno y juzga lo que hace, sino que también juzga lo que hace la oposición, y la codicia de Rajoy de querer llegar a costa del desempleo de la EPA le pasará factura en las próximas elecciones generales", precisó.
Blanco sostuvo que el "objetivo" de Rajoy es que la Encuesta de Población Activa (EPA) le lleve a la Moncloa. "Es decir -matizó- quiere llegar a la Moncloa a costa del sufrimiento de la gente que pierde el empleo".
El dirigente socialista no pasó por alto la próxima cita electoral que figuraba en el escenario, "Este partido se juega en Europa", y señaló que en el proceso del 7-J está en juego "el modelo del futuro de Europa".
Interpretó el apoyo de los estadounidenses a Barak Obama como una forma de entender la respuesta que hay que dar a la crisis económica, a la lucha contra el cambio climático, las relaciones con el mundo y la apuesta por la paz.
"EEUU abrió la puerta a una nueva política y no podemos olvidar que la vieja política de Bush es la que hoy está dominando Europa", razonó Blanco, que aprovechó para advertir que Europa "tiene que abrir la puerta a nueva política que venga de las manos de una mayoría socialista en toda Europa".
"Tiene que ser una Europa que apueste por los derechos de los trabajadores y no por una jornada laboral de 65 horas, como nos querían meter por la puerta de atrás el Parlamento Europeo hace poco tiempo", enfatizó.
Recordó que los socialistas vienen demandando en el seno de la UE una mayor regulación de los mercados y planteando medidas para acabar con los paraísos fiscales.
Ambas cuestiones dijo que no fueron posibles por la mayoría conservadora, "encabezada por Mayor Oreja", que no lo hizo posible. "Esto tenemos que explicárselo a la gente de aquí a las elecciones europeas", arengó.