Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blanco se pone a disposición de Vázquez para cooperar en las gallegas con el fin de "poner freno" al PP

El diputado socialista y exministro de Fomento, José Blanco ha mostrado su apoyo al secretario general del PSdeG, Patxi Vázquez, en las próximas elecciones gallegas con el objetivo de "frenar" al Partido Popular y lograr la victoria del PSdeG ern los comicios del 21 de octubre.
Vázquez ha revelado que Blanco le ha comunicado su renuncia a competir por el carcel electoral de los socialistas en las elecciones gallegas. "Para ganar fuera hay que sumar dentro", ha escrito el exministro en su página personal de Internet, en un artículo recogido por Europa Press.
Blanco ha asegurado que la decisión de Alberto Núñez Feijóo de adelantar las elecciones "esconde" la intención "de engañar una vez más a los gallegos" y ha indicado que el presidente de la Xunta conoce los planes de ajuste que Mariano Rajoy va a aplicar en los próximos meses y "las graves consecuencias que tendrán para Galicia", y por ello ha provocado un adelanto electoral.
Para el diputado socialista el "único e inconfesable" objetivo de Núñez Feijóo es "ocultárselo a los gallegos y que voten antes de sufrir su impacto". En este sentido, ha hecho un paralelismo con las pasadas elecciones en Andalucía en el que el Partido Popular conocía "los primeros recortes de Rajoy" y los ocultó "anteponiendo los intereses electorales del PP a los intereses generales del país".
TAPAR NUEVOS SACRIFICIOS
Blanco ha señalado que Núñez Feijóo sabe que su partido va a imponer "grandes sacrificios" a los gallegos como son "la paralización del AVE a Galicia, la liquidación de las cajas gallegas o la pérdida de poder adquisitivo de las pensiones por su no revalorización el próximo mes de noviembre" y que esto supone un "ventajismo electoral" para evitar "una derrota" que sabe "segura por el absoluto fracaso de su gestión".
El exministro de Fomento ha expresado que su misión como socialista "es poner freno al Partido Popular" y por tanto no ha dudado en mostrar su "disposición a cooperar" en todo lo necesario para "afrontar la próxima campaña electoral".