Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blanco dice que el silencio de los responsables abre las sospechas sobre su actuación

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco. EFE/Archivotelecinco.es
El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha afirmado hoy que el "enmudecimiento repentino" de quienes eran responsables políticos cuando se accidentó el Yak-42 deja "al descubierto sus vergüenzas" y "abre la caja de sospechas" de su actuación tras el siniestro.
En la entrada de hoy de su blog "El cuaderno de Pepe Blanco", el número dos socialista se pregunta "quién ordenó engañar a las familias" tras el accidente, como, a su entender, está quedado patente durante el juicio sobre el siniestro que ha comenzado esta semana.
Bajo su punto de vista, "el enmudecimiento repentino de los máximos responsables públicos en aquellos momentos no hace más que dejar más al descubierto sus vergüenzas; y el comportamiento de estos responsables políticos precisamente abre la caja de las sospechas sobre cómo actuaron en su momento".
"Si son capaces de mantener el gesto sin que se les mueva un músculo ante lo que estamos viendo, mucha gente puede preguntarse hasta dónde llega su responsabilidad por lo sucedido antes, durante y después del accidente", sostiene.
José Blanco subraya la "mala gestión, el poco tacto, la insensibilidad y la mentira que acompañó a la actuación de algunas de las máximas autoridades de entonces".
"Y resulta que los máximos responsables políticos de la época (José María Aznar como presidente, Mariano Rajoy como vicepresidente y Federico Trillo como ministro de Defensa) no tienen nada que decir", insiste, antes de preguntarse cuándo asumirá su responsabilidad política el líder del PP por lo sucedido.