Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bosch (ERC) se presenta como alternativa a Trias a la alcaldía de Barcelona y defiende "empujar" hacia la izquierda

Sus primeras medidas como alcalde serían crear empleo y revisar "de arriba a abajo" las dietas
El alcaldable de ERC por Barcelona, Alfred Bosch, se presenta como alternativa al alcalde, Xavier Trias, y ha defendido este sábado "empujar" hacia la izquierda en el próximo mandato y dar prioridad a la política social.
"Ahora mismo, a día de hoy, empujar hacia la izquierda no me molesta. Al contrario, ayudará a la ciudad", ha asegurado el también portavoz republicano al Congreso, en una entrevista de Europa Press, al preguntársele por los pactos tras las elecciones.
Bosch ha dicho que ERC desea hacer una candidatura amplia, donde independientes como él tengan protagonismo, y que sea una "alternativa de izquierdas" al actual equipo de gobierno municipal de CiU en minoría.
"Sería bueno que en la ciudad viremos hacia la izquierda: es bueno como alternativa política y porque la situación social en Barcelona lo requiere", ha expuesto.
"Estamos en un marco de injusticias y desigualdades sociales equivalente a los ayuntamientos predemocráticos", según Bosch, que ha lamentado que durante las crisis se hayan ensanchado en la ciudad las diferencias entre ricos y pobres.
Si en 1979, en las primeras elecciones municipales tras el franquismo, era positivo que los distintos partidos de izquierdas se aliasen para gobernar juntos, ahora también lo es: "Si en aquel momento había la idea generalizada de que los ayuntamientos de izquierdas podían ayudar a corregir estas desigualdades, ahora también lo pensamos".
Bosch es consciente de los buenos resultados que dan las encuestas pero ha emplazado a los suyos a no perder el norte, ya que en las últimas elecciones locales de 2011 ERC, que se presentó junto a Regrupament y Democràcia Catalana, fue la quinta fuerza en la ciudad, superada por el resto de fuerzas que alcanzaron representación.
Lo que sí ha apreciado es que, tras la victoria de ERC en Barcelona en las elecciones europeas, "algo que parecía imposible ya no lo parece tanto: que ERC pueda liderar" el Ayuntamiento.
SIGUE EN EL CONGRESO
Bosch, que no milita en ERC pero en el pasado lo había hecho, no tiene previsto volver a afiliarse, y ha resaltado que él no tiene aspiración a ocupar ningún cargo orgánico en el partido.
Su objetivo es seguir ocupando el escaño en el Congreso hasta que finalice la actual legislatura española, hasta el próximo verano, por lo que en los próximos meses mantendrá su agenda como líder de ERC en el Congreso con la de candidato a la Alcaldía de la capital catalana.
FOMENTAR LA TRANSPARENCIA
Si es alcalde, ya tiene claras cuáles serán sus primeras medidas: "Revisar de arriba a abajo el número de cargos, prerrogativas, dietas, salarios y complementos".
Las dietas no deben ser un complemento salarial encubierto, aunque sí deben cubrirse los gastos adicionales que un puesto de trabajo pueda generar, aunque en todo caso, "deben cubrirse de forma justificada", ha afirmado.
Según Bosch, una revisión de estas prerrogativas es necesaria, ya que muchas de ellas generan suspicacias, y es necesario contribuir desde el mundo municipal a disiparlas para incrementar la confianza entre representantes y ciudadanos.
Otra de sus primeras medidas estrella será el empleo: quiere que el Ayuntamiento esté volcado en la creación de nuevos puestos de trabajo, por lo que quiere reactivar la agencia municipal Barcelona Activa y estudiar la introducción de incentivos en los impuestos locales para las empresas que generen ocupación.