Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Botella se une a la "reprobación general" por el uso de tarjetas b y deja en manos del partido la decisión sobre Rato

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, se ha unido a la "reprobación general" por el uso de las tarjetas 'black' de Caja Madrid pero no ha entrado a opinar sobre si el que fuera presidente de la entidad, Rodrigo Rato, debería ser suspendido cautelarmente de militancia, sino que ha indicado que son los órganos del partido, en concreto el Comité de Derechos y Garantías del PP, el que le ha abierto un expediente dentro de un proceso que está en marcha.
"Todos participamos de la reprobación general por el uso de esas tarjetas y los órganos del partido han abierto un expediente. Ahora tiene que hablar el interesado. El proceso está en marcha y no voy a decir más", ha manifestado la alcaldesa en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.
Después de que la prensa le repreguntara si opina como su compañero de filas, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que apostó por suspender cautelarmente de militancia a Rato, la regidora ha vuelto a referirse al proceso en marcha por el comité de disciplina del partido añadiendo que la "reprobación general que existe es real".
"Existe un rechazo de lo que se ha producido con las tarjetas pero los órganos apropiados del partido son los que tienen que decidir lo que hay que hacer", ha zanjado.
La alcaldesa cesó el pasado 2 de octubre al que fuera asesor del Grupo Municipal Popular, Beltrán Gutiérrez, que también era gerente del PP de Madrid. Lo hizo por estar salpicado en el escándalo de las tarjetas 'b'.