Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Brigada española en Líbano alcanza las 100.000 patrullas desde su despliegue en 2006

La Brigada española desplegada en Líbano ha alcanzado esta semana las 100.000 patrullas con el objetivo de "asegurar la paz y la estabilidad" en el sur del país, desde que dio comienzo la misión en septiembre de 2006, según ha informado el Ministerio de Defensa.
Los militares españoles han tenido bajo su responsabilidad el sector este del Líbano y, desde entonces, han realizado en torno a 150 patrullas diarias, durante las 24 horas del día. Buena parte de este trabajo se ha realizado en estrecha coordinación con las Fuerzas Armadas Libanesas.
Asimismo, de manera conjunta han realizado 1.966 check-points y 3.931 patrullas, tanto a pie como en vehículo, para evitar el lanzamiento de cohetes.
En la zona de responsabilidad española se encuentran desplegados 4.500 militares, de los cuales 1.004 son españoles, 1.104 de Indonesia, 1.019 de Nepal, 897 de India, 361 de Malasia, 52 de El Salvador, diez de Brunei y cinco de Serbia.
Además de las labores operativas, la Brigada española ha desarrollado durante este período una labor de apoyo a la población civil, que incluye más de 287 proyectos en los que se han invertido casi 3,5 millones de euros y que han sido destinados a mejorar las condiciones en educación, medioambiente o sanidad, entre otros.
En este campo cabe destacar el Programa Cervantes, que ha permitido acercar el idioma español a más de 4.100 alumnos libaneses, alguno de los cuales trabaja actualmente como intérprete en la base 'Miguel de Cervantes'.
4.368 EXPLOSIVOS DESACTIVADOS
Por otra parte, el contingente español ha dedicado buena parte de su trabajo a la eliminación de las minas y restos de munición y proyectiles sin explosionar diseminadas por el terreno, una de las principales causas de mortalidad entre la población civil, especialmente entre los niños.
Así, los militares han desactivado un total de 4.368 artefactos explosivos, lo que ha permitido limpiar una superficie de 455.000 metros cuadrados, (el equivalente a 75 terrenos de fútbol). Además, han impartido cursos de desactivación y reconocimiento de artefactos explosivos a oficiales y suboficiales de las Fuerzas Armadas libanesas y han realizado una campaña de concienciación y sensibilización sobre el problema de las minas entre la población civil.
CONTINGENTE DE 12.000 CASCOS AZULES
La brigada de militares españoles en Líbano, con base en Marjayún, forma parte de un contingente de más de 12.000 cascos azules desplegados por la ONU en el sur de este país para realizar tareas de interposición de paz.
El general Alberto Asarta fue designado por la ONU como comandante general de la misión UNIFIL en Líbano en enero de 2010 y su mandato fue renovado en enero de 2011 por el secretario general de Naciones Unidas, Ban KI-moon.