Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CEAS-Sáhara denuncia que Marruecos ha denegado la entrada en el Sáhara a cinco activistas españoles

La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara) ha denunciado este viernes que las autoridades de Marruecos han denegado la entrada en el Sáhara Occidental a un grupo de cinco activistas que pretendían visitar los territorios para conocer su situación en materia de Derechos Humanos.
En un comunicado, CEAS-Sáhara ha explicado que una delegación oficial de la Federación de Asociaciones de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos "ha sido expulsada del aeropuerto de El Aaiún" este viernes por la mañana. "No es la primera vez que las autoridades marroquíes impiden la entrada al territorio de la Federación de Asociaciones de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos", ha indicado.
El grupo rechazado estaba integrado por Nuria Diaz (CEAR), Sarai Martín (Mundubat), José Taboada y Santiago Jiménez (CEAS-Sáhara), y Carmelo Faleh (AEDIDH). "A las 13:30 horas aproximadamente (hora española), tras su llegada a la ciudad de El Aaiún, las cinco personas de la delegación han sido retenidas por la fuerza y obligadas a tomar un avión rumbo a Las Palmas de Gran Canaria", ha relatado CEAS-Sáhara.
La organización ha explicado que "las continuas denuncias de abusos ejercidos por Marruecos" han motivado el viaje de esta delegación de la Federación Española de DDHH, un organismo con "estatuto consultivo en el ECOSOC (Consejo Económico y Social) de Naciones Unidas". "Su intención era permanecer durante cuatro días en los territorios ocupados manteniendo entrevistas con activistas como Aminetu Haidar, así como con las autoridades marroquíes y el personal de la misión de Naciones Unidas en el terreno (MINURSO), ha afirmado.
CEAS-Sáhara ha señalado que uno de los objetivos de la visita era comprobar la situación en el Sáhara ante "la próxima renovación del mandato de la MINURSO, que se producirá antes de que acabe el mes de abril". "Organizaciones independientes llevan años reclamando que dicha misión incorpore competencias en la vigilancia de los Derechos Humanos, a pesar de la oposición de las autoridades marroquíes", ha dicho la ONG.
Por último, ha asegurado que los representantes de la Federación de Derechos Humanos que participaban en el viaje "no han recibido ninguna explicación para justificar su expulsión del territorio". La delegación española tiene previsto ofrecer una rueda de prensa a su llegada a las Islas Canarias para dar testimonio de lo sucedido.