Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CERMI, 'Radio lo que sea' y Federación de Autismo de Madrid, premiados por el PSM por su labor destacada en discapacidad

El PSM ha entregado este viernes los premios José Luis Fernández Iglesias 2014 a la labor destacada relacionada con la discapacidad al presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Luis Cayo; al programa de radio 'Radio lo que sea', de la Fundación Juan XXIII, y a la Federación de Autismo de Madrid.
Según la diputada regional Matilde Fernández, que ha presentado al primer premiado, el premio tiene un valor simbólico del afecto y del reconocimiento de los socialistas madrileños.
"Queremos que se siga recordando que el 15 por ciento de la población del mundo tiene algún tipo de discapacidad, esto son 1.000 millones de personas, y en España hay 3,8 millones de personas con algún tipo de discapacidad", ha señalado.
El presidente de CERMI ha recibido el premio a la trayectoria profesional en honor al periodista José Luis Fernández Iglesias, especializado en discapacidad y fallecido en abril de 2010, de manos de la viuda del periodista, al que se ha referido como un amigo y del que ha destacado que "recibió menos de lo que dio".
La diputada y portavoz en la Comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad de la Asamblea de Madrid, Carmen Toledano, ha presentado el premio al medio de comunicación, que ha recaído en 'Radio lo que sea', un programa realizado por y para personas con discapacidad intelectual por la Fundación Juan XXIII, sobre el que Toledano ha destacado que además de servir para visibilizar las necesidades de las personas con discapacidad, sirve para demostrar lo que estas son capaces de hacer.
Toledano ha transmitido a los presentes y a los medios de comunicación que los organizadores del programa necesitan apoyo, sobre todo, patrocinios. Varios locutores y colaboradores del programa han recogido el premio de la mano del portavoz del Grupo Municipal Socialista, Jaime Lissavetzky.
Un representante de la Fundación Juan XXIII ha manifestado que están felices y orgullosos por el premio, pero no solo por el reconocimiento que supone a su trabajo sino porque les da "esperanza para seguir luchando", con la misión de integrar sociolaboralmente a las personas con discapacidad intelectual, de lo que a su juicio "todos somos responsables".
La diputada del PSM Amparo Valcarce ha presentado y entregado el premio al movimiento asociativo a la Federación de Autismo de Madrid, un premio que ha hecho extensivo a ella misma, por ser madre de una hija con discapacidad, y a su hija, y con el que los socialistas madrileños quieren reconocer a esta entidad su trabajo "incansable" en defensa de los derechos de las personas con autismo y sus familias en todos los campos, especialmente en el de la educación y en el de la salud.
Una representante de la Federación de Autismo de Madrid ha destacado que la entidad se caracteriza por su capacidad para trabajar juntos desde la diferencia y de hacer de su diversidad un valor, lo que le da "una voz como colectivo". "Si queremos que la sociedad nos escuche debemos hablar desde un compromiso común y un aprendizaje conjunto", ha señalado.
El presidente del PSM, Juan Barranco, ha clausurado el acto, al que no ha asistido el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, por otros compromisos laborales. Barranco ha trasladado su "gratitud" a los premiados porque representan un "ejemplo de solidaridad" al tiempo que generan "esperanza en las personas que más lo necesitan", lo que supone "una labor encomiable que afecta a millones de personas".
Sobre José Luis Fernández Iglesias, Barranco ha destacado que gracias a su trabajo hizo despertar a muchas organizaciones públicas ante una realidad a la que vivían de espaldas, relacionada con la discapacidad.